8 de cada 10 españoles han sido víctimas de un cyber delito.

cyber delito

Haciendo referencia a España, vamos a contarles sobre una problemática que nos es común a todos. Un estudio de la Universidad Internacional de Valencia publicado en abril, concluía que 8 de cada 10 españoles habían sido víctimas de un cyber delito y la peor parte es que la mayoría nunca se entero.

Por estos lados y ayer mismo sin ir mas lejos la policía de Israel daba cuenta de la detención de un delincuente, que ha sustraído fotos y videos de mas de 2000 personas de sus cuentas en la nube. La policía hacia hincapié en que muchos de estos archivos contenían material personal y privado de índole sexual.

Presten atención lo fácil que resulta que una persona encuentre su material privado en sitios para adultos. Si alguien piensa que este es un caso aislado en Israel, esta muy, pero muy equivocado.

Entendiendo el problema

 
Empecemos por poner algunas ideas en orden.

El mundo en que vivimos, y nuestra privacidad han cambiado su significado de forma radical.

Nos la pasamos compartiendo de forma voluntaria (a veces sabiendo a veces no) información que no debería andar suelta y que para los cyber delincuentes es una mina de oro.

Internet (por llamar de algún modo a Google, Facebook, Apple, Microsoft, etc) reciben de nosotros demasiada información.

Este conglomerado de empresas sabe mucho sobre nosotros, tiene la capacidad de almacenar esta información, procesarla y entenderla, un ejemplo muy claro lo contábamos ayer sobre ebay.

Saben que nos gusta, que no nos gusta, donde vivimos, quienes son nuestros amigos, y quienes nuestros hijos. A que colegio van, donde queda, a que hora entran, a que hora salen. Compartimos sus fotos y la de sus amigos. Internet sabe en cada momento donde estamos, con quien estamos, adonde vamos, y que buscamos.

Que compramos, a que hora y por cuanto dinero. Que nos gustaría comprar, que estuvimos a punto de comprar y nos arrepentimos. Que diarios leemos, en que momento del día, que nos interesa y que información desechamos.

También sabe como reaccionamos a tales y cuales estímulos visuales y emocionales.

Internet conoce los datos de nuestras tarjetas de crédito, nuestros datos bancarios, adonde vamos de vacaciones, con quien lo hacemos, a que velocidad conducimos, a quien votamos en la elecciones y cuanto esfuerzo hicimos para que otros lo voten.

Internet sabe que nos gusta comer, que dietas buscamos, que enfermedades tenemos y cuales nos preocupan. Sabe que médicos buscamos, y también que profesionales necesitamos.

Sabe si vamos a pintar la casa, y en tal caso que herramientas queremos comprar, o si estamos por cambiar el auto y queremos vender el nuestro.

Internet lee nuestros emails y los documentos que escribimos en tiempo real, a tal punto de conocer hasta que errores ortográficos cometemos en cada momento.

Sabe si estamos en pareja, o si estamos buscando el amor de nuestra vida, con quien salimos a una cita, adonde lo hacemos y que regalo le compramos a nuestra pareja.

Las nuevas tecnologías “de vestir” como relojes y pulseras entregan datos sobre nuestro estado de salud en tiempo real, si hacemos ejercicio, donde, cuando y donde. Saben cuando dormimos, como dormimos y mas.

La lista de información “privada” que regalamos a terceros es mas abultada.

Si hemos aclarado este punto, podemos ver que la información que a nuestro psicoanalista le llevaría años recopilar y entender, (o incluso a la policía) un cyber delincuente la puede obtener y procesar de forma automática en pocos minutos.

Esto es algo que asusta, pero hay que entender, tomar conciencia y actuar en consecuencia. Porque si nosotros no lo hacemos alguien va a sacar provecho de ello por nosotros.

Estamos muy expuestos

 
Estamos muy expuestos, es una realidad, y de forma inocente es una situación de la que somos cómplices y con la cual colaboramos.

Ingresamos esta información en la “gran nube”, no educamos a nuestros hijos con conciencia sobre ello, y nos dejamos encandilar por las luminarias de smartphones y aplicaciones sutiles e inocentes.

En una nota publicada en el huffingtonpost un agente de policía decía lo siguiente:

“No podemos hacer desaparecer nuestra huella digital. Borramos las fotos y destruimos información puntual, pero perdemos totalmente el control sobre la información que hemos facilitado a proveedores de servicios. Tampoco controlamos las fotos, vídeos y post que hemos compartido con nuestro círculo de amistades”. “Lo que vemos es solo un 4% de la información nuestra que hay por la red. El otro 96% está en manos de las grandes empresas de Internet”.

El cyber delito puede ser aun peor

 

Hasta ahora hemos comentado lo peligroso que es ingresar tanta información personal a Internet. Pero la actividad del cyber delito no termina allí. Cuando alguien necesita mas información de la que puede obtener solamente buscando va a intentar hacerse con el control de tu ordenador o teléfono.

Algo que podría parecer muy complejo, no lo es en absoluto. Les hemos contado al respecto en pasadas entregas, y lo seguiremos haciendo en el futuro, pero basicamente alcanza con lograr que una persona entre “sin querer”en un sitio web o abra un mail, para que un delincuente se haga del control de su equipo de forma remota.

Esto significa por ejemplo tener acceso a su cámara de video 24 horas al día, (sin que el dueño se entere). Ademas poder acceder a cualquier archivo almacenado, descargarlo remotamente, conocer la ubicación de la victima en cada momento o ver sus contraseñas.

Escuchar llamadas telefónicas en tiempo real, ver lo que pasa en su monitor, grabar sus llamadas, ejecutar programas o infectar a sus contactos amigos y familiares.

Mark Zuckerberg no esta paranoico.

 

Hace pocos dias, algunos medios de prensa se mostraban indignados por una foto que publicaba Mark Zuckerberg.

El post en si no tenia nada de llamativo, pero algun usuario observo que Zuckerberg tiene en su laptop unas cintas que tapan el micrófono y la webcam. Se han dicho y publicado escandalosos comentarios al respecto.

Pero la realidad es que la conducta del CEO de Facebook no tiene nada de especial. Llamativo seria que no lo hiciera, conociendo por un lado los peligros y exposición que un dispositivo conectado a Internet conlleva, y por otro cuanto mas peligroso se torna esto si eres el dueño de Facebook.

Seguramente este hombre si esta al tanto de lo que cyber delito significa.

 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus