7 alimentos que deberías evitar a toda costa.

alimentos procesados

Un reciente estudio muestra cómo alimentos procesados permiten que las toxinas hagan de las suyas en tu intestino. El síndrome de intestino permeable, en el que elementos no deseados entran en el sistema digestivo, se ve agravado por los aditivos usados en alimentos comunes. Todo esto según nos advierte un profesor del Technion.

En el loquero del mundo de hoy, los alimentos procesados nos ahorran tiempo. Pero ese factor de conveniencia puede tener un precio mayor que el que creíamos.

En los resultados publicados recientemente, los investigadores dan evidencia desde Israel y Alemania, que alimentos procesados debilitan la resistencia del intestino. Resistencia respecto a bacterias, toxinas y otros elementos nutricionales y no nutricionales hostiles. Tod esto a su vez aumentan la probabilidad de desarrollar enfermedades auto-inmunes.

 

 

El estudio fue dirigido por el profesor Aaron Lerner, de la Facultad de Medicina del Technion y el Doctor Torsten Matthias del Instituto Aesku-Kipp (Alemania).

El equipo de investigación examinó los efectos de los alimentos procesados en el intestino. También estudiaron el desarrollo de enfermedades auto-inmunes. Estas son enfermedades en las que el cuerpo genera ataques y daños a sus propios tejidos.

Más de 100 enfermedades han sido identificadas, incluyendo la diabetes tipo 1, la enfermedad celíaca, lupus, esclerosis múltiple, hepatitis autoinmune, y la enfermedad de Crohn.

“En las últimas décadas se ha producido una disminución de la incidencia de las enfermedades infecciosas. Al mismo tiempo ha habido un aumento en la incidencia de enfermedades alérgicas, el cáncer y las enfermedades auto-inmunes” dijo el profesor Lerner.

“Dado que el peso de los cambios genéticos es insignificante en un período tan corto, la comunidad científica está en la búsqueda de las causas a nivel del medio ambiente.”

En su estudio, los investigadores se centraron en el aumento vertiginoso en el uso de los aditivos alimentarios industriales.

Estos son lo que van destinados a la mejora del sabor, olor, textura y vida útil.

Así encontraron “una conexión circunstancial significativa entre el aumento en el uso de los alimentos procesados en la incidencia de enfermedades auto-inmunes”.

Muchas enfermedades autoinmunes se derivan de daños en el funcionamiento de las apretadas uniones que protegen la mucosa intestinal.

Cuando funciona normalmente, estas apretadas uniones sirven como una barrera contra bacterias, toxinas, alérgenos y sustancias cancerígenas.

De este modo protegen al sistema inmunológico de ellas. El daño a las apretadas uniones (también conocidos como “intestino permeable”) conduce al desarrollo de enfermedades auto-inmunes.

 

Advertencias respecto a alimentos procesados

 

Los investigadores encontraron que al menos siete aditivos alimentarios comunes debilitan las apretadas uniones. Estos son glucosa (azúcares), sodio (sal), disolventes de grasa (emulsionantes), ácidos orgánicos, gluten, transglutaminasa microbiana (una enzima especial que sirve como proteína alimentaria) y partículas nanométricas.

“Las agencias de control y de aplicación, tales como la FDA supervisan rigurosamente la industria farmacéutica, pero el mercado de aditivos alimentarios sigue siendo muy debilmente supervisiado”, dijo el profesor Lerner.

“Esperamos que este estudio y estudios similares aumenten la conciencia sobre los peligros inherentes a los aditivos alimentarios industriales, y creen una conciencia sobre la necesidad del control sobre ellos.”

Los investigadores también aconsejan a los pacientes con enfermedades auto-inmunes, y los que tienen antecedentes familiares de este tipo de enfermedades, a tener esto en cuenta y evitar los alimentos procesados cuando sea posible.

 
app 300
 

Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus