Buceo en aguas profundas, nueva tecnología del Ejército de Israel.

buceo

Una novedosa tecnología israelí ha creado una cámara submarina única que permite a los buzos del ejército operar a una profundidad de 100 metros. El sitio web de las FID ha publicado fotografías de la cámara bajo el agua, que la práctica del buceo a militares para llevar a cabo misiones a profundidades de hasta 100 metros.

Cabe notar que en general se le llama buceo profundo al buceo que se realiza por debajo de los 20 o 25 metros. Según la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas, la profundidad máxima autorizada es de 60 o 65 metros cuando se bucea con aire comprimido, pero esta prerrogativa sólo se aplica a los buzos de tres estrellas.

Buceando con aire comprimido la profundidad máxima preconizada no puede en ningún caso ser superior a 60 o 65 metros. La razón se debe a que en todo momento la presión del agua comprime el aire respirado por el buceador. Cuanto más desciende un buceador equipado con botellas de aire, más se comprime el oxígeno que en parte constituye ese aire (21%). A 70 metros de profundidad la compresión del oxígeno es tan elevada que éste se vuelve tóxico para las células del organismo (es la hiperoxia o efecto de Paul Bert), pudiendo provocar la muerte del buceador.

Los buzos de dos estrellas no bajan a más de 20 metros cuando bucean con otros buceadores de dos estrellas, aunque pueden bajar a 40 metros si les acompaña un instructor.

“La campana” de buceo desarrollada en Israel permite a los buzos de la Unidad de Misiones Especiales “Yaltam” operar bajo el agua a grandes profundidades y a pesar del difícil entorno.

Permite además al buzo comunicarse con las unidades en la superficie, respirar aire que se adapta a la profundidad en que se encuentra en, recibir calor y transmitir video en tiempo real de lo que está viendo a través de una headcam.

“La campana es una plataforma de buceo destinados a profundidades significativas, lo que nos permite llevar a cabo actividades operativas en condiciones extremas”, dijo el teniente coronel comandante Yaltam Ido.

“El uso de la campana significa que uno está llevando a cabo una inmersión controlada y protegida, lo que le da al buzo las herramientas que le permiten llevar a cabo misiones de buceo complejas, junto con herramientas pesadas para el rescate o soldadura.

 
buceo
 

Buceo en aguas profundas.

 

La campana requiere sincronización entre los numerosos elementos que operan profesionalmente el sistema y con extrema precisión, de modo que el buzo pueda llevar a cabo la misión de buceo con éxito”.

El buzo de aguas profundas tiene un tiempo limitado para llevar a cabo su misión, debido a la presión del agua que existe en las profundidades a decenas de metros. A fin de utilizar mejor este tiempo, es posible conectar dos buzos al mismo sistema al mismo tiempo, junto con el equipo que requieren.

La campana permite al buzo soldar sistemas de combate bajo el agua sin tener que preocuparse acerca de la profundidad en que está, el aire que respira y la temperatura a su alrededor.

Sólo la Marina posee el sistema, y Yaltam es la única unidad en Israel capaz de realizar esta actividad operativa en esas profundidades.
“La preparación mental y la experiencia son primordiales para las misiones que enfrenta la unidad.

Esa es la razón por la que el periodo de formación para inmersiones es intenso y largo. El requisito básico del buzo es que debe tener la capacidad de llevar a cabo la mejor solución en el menor tiempo posible.

Trabajamos en un medio peligroso, por lo que nuestra profesionalidad es una necesidad”.

 
Créditos fotográficos: IDF
 
app 300
Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.

Siguenos en Google plus