Comando de cyber seguridad de élite perfecciona su arte en el mundo de Harry Potter.

cyber

Un grupo de cadetes cibernautas de las FDI participó recientemente en un ejercicio intensivo que los situó en el mundo de Harry Potter, la famosa serie de libros de J.K Rowling.

Durante el ejercicio, los magos de la computación de la Fuerza aérea, La Marina y las fuerzas terrestres fueron divididos en cuatro grupos. Cada grupo fue nombrado según las escuelas en Hogwarts, la escuela de brujería y hechizos de la serie.

Uno de los ejercicios fue basado en el Quidditch, el juego mágico que se juega en escobas voladoras. Otro ejercicio hizo que los soldados se enfrenten a Severus Snape y los mortifagos. En el ejercicio, Snape inició el ataque central y los mortifagos atacaron por los costados. Los combatientes cyber de las FDI tuvieron que defenderse contra el ataque entrante y atacar a los invasores a cambio.

La prioridad es enseñarle a los soldados a reconocer que incluso un mensaje erróneo puede ser sospechoso. En cierto momento, los soldados se apresuraron en remover a un infiltrado que pudo acceder a sus sistemas.

En el procedimiento, olvidaron a los otros atacantes que estaban derribando sus paredes virtuales. Un error como este puede causar resultados desastrosos. Si un ataque gana acceso, el puede ser capaz de acabar con los sistemas de alerta temprana que alertan a los israelíes de los ataques entrantes.

 

Cyber seguridad de élite

 

“El principal desafío es entrenar personas no entrenadas en combate, aquellas que nunca han visto al enemigo cara a cara, y que se acostumbren a estar en alerta máxima.

“Ellos tienen que entender que lo que ven puede ser más que un ruido de fondo”, dijo el Mayor Nimrod, comandante del curso tecnológico avanzado de entrenamiento para oficiales. “Es como cuando un soldado de combate escucha un ruido entre los arbustos y no asume que es un gato”.

Ahora, este grupo de programadores utilizarán sus habilidades aprendidas en la lucha contra Voldemort en el campo de batalla. Allí no será un simple simulacro. Pueden haber un sin fin de ataques.

Ellos no sabrán cuando, como y donde atacaran sus enemigos. “No podemos mirar a nuestro enemigo a los ojos y no sabemos cuándo atacarán”, dijo el Tte.Cnel Gal, comandante de la unidad cyber de la marina. “Nuestra hipótesis de trabajo es que el enemigo ya está aquí, o que está en camino.”

Fuente: FDI

 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus