Comandos israelies al rescate de Japón.

comandos

La disminución de la población de abejas es un problema global, pero Japón está gravemente afectada y ha solicitado la ayuda de Israel al respecto, para lo cual una empresa especializada en la cría de estas especies envía colmenas que contienen cada una abeja reina y 50 abejas obreras hacia la Tierra del Sol Naciente.

 

Comandos israelies

 

El abejorro común (Bombus terrestris) es una especie de himenóptero apócrito de la familia Apidae; es uno de los abejorros más comunes de Europa. Tiene el cuerpo negro con bandas amarillas. Se diferencia de otras especies de abejorros por el color blanquecino del extremo del abdomen. Es un abejorro grande, la reina es de 2 a 2,7 cm de longitud y las obreras son de 1,5 a 2 cm. Los abejorros pueden encontrar el camino a casa a distancias de 13 km.

Las reinas son las únicas que sobreviven el invierno y que emergen en la primavera. Las obreras, que aparecen más tarde son más pequeñas. En cuanto la reina encuentra néctar para reabastecer sus energías empieza a buscar un lugar para anidar, que suele ser un nido abandonado de roedor, bajo la tierra. Construye ánforas para almacenar néctar y polen.

La reina pone un número pequeño de huevos al principio y los cuida ella sola. Más tarde, cuando maduran las obreras, ellas se encargan de todas las tareas de forrajeo, cuidado de la cría, construcción de ánforas, etc. Una colonia de Bombus terrestris puede llegar a tener 400 obreras. La alimentación de las crías consiste de polen y néctar. A veces los abejorros de esta especie, y también los de otras especies roban néctar, es decir que perforan un agujero en la base de la flor y colectan el néctar sin acercarse a las anteras y estigma de la flor; de esta forma no tiene lugar la polinización.

Abejorros israelíes están siendo enviados a Japón a modo de comandos especiales para ayudar a compensar la falta de abejas causada por un mayor uso de pesticidas en los campos de arroz de Japón. Estas abejas con su reina y sus secuaces viajan de la forma más cómoda posible en un vuelo con condiciones de “primera clase” y una breve escala en Moscú.

Cuando llegan a Japón, las abejas son enviadas a invernaderos en las granjas a través del país, en las que trabajan afanosamente para polinizar los cultivos, un proceso vital para asegurar una buena cosecha.

Los abejorros producidos en masa (Bombus terrestris) se crian sólo para fines de polinización. Ellos han sido criados para cumplir su misión, incluso cuando las temperaturas son bajas, en condiciones de lluvias, tiempo nublado,(cuando las abejas no trabajan de forma natural) y prefieren acurrucarse en sus cálidas colmenas. Las abejas van de flor en flor y chupan el néctar, lo que ayuda a difundir el polen.

Estas abejas polinizadoras han ayudado durante años a los agricultores en Israel, que también se ven afectados por la disminución global en la población de abejas. La ventaja de estas abejas particulares es que tienden a permanecer en el interior del invernadero cerrado, en lugar de volar a cultivar otros campos.

 
app 300
 

Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus