Investigadores israelíes en la preservación del parque nacional galápagos.

galápagos

Image Credits: Wikimedia.org.

la Universidad Ben-Gurion y el Instituto del Negev firmaron un acuerdo de cooperación con el Parque Nacional Galápagos para ayudar a la conservación de la diversidad biológica de las islas en peligro de extinción. “A pesar de la excelente gestión y vigilancia minuciosa de eco turismo, un desastre ecológico en toda regla se está desarrollando ante nuestros ojos, causados por los efectos devastadores de las especies invasoras”, explica el Profesor Ariel Novoplansky.

El Parque Nacional Galápagos es un parque nacional de Ecuador. Fue fundado en 1959 y se convirtió en el primer parque nacional del país. Abarca unos 7.995,4 km², un 97% de las islas Galápagos. Este parque se divide en varios ecosistemas y tiene plantas endémicas. Entre su fauna destacaban las grandes tortugas Galápagos, cual su último integrante era el Solitario George.

El aumento del turismo está exponiendo una biodiversidad única y sensible de las islas a especies invasoras destructivas, incluso animales domésticos, plantas de malezas agresivas, varias plagas de insectos y organismos marinos extranjeros.

Estos organismos llegan desde el continente y se multiplican rápidamente en los ecosistemas naturales y granjas abandonadas, atacando la fauna y flora locales, y el cambio de ecosistemas completos que no existen en ningún otro lugar del mundo.

Según el profesor Novoplansky, “La agricultura y conservación de la naturaleza suelen ser considerados fuerzas competidoras y antagónicos, pero no es así en las Islas Galápagos”.

Novoplansky forma parte de una delegación israelí, que recientemente visitó las Galápagos para reuniones y excursiones de campo con los administradores, guardabosques, y los responsables políticos, agricultores y expertos en conservación.

Esto dio lugar a un acuerdo de cooperación para determinar el mejor enfoque para reducir al mínimo los efectos perjudiciales de las especies invasoras a la diversidad biológica, los hábitats naturales y zonas agrícolas del archipiélago.

“El proyecto se basa en un nuevo enfoque, con lo que el desarrollo agrícola no se usa necesariamente como una herramienta para aumentar la producción”, dice Novoplansky.

“En los lugares frágiles, como las Galápagos, las estrategias de conservación sensibles pueden hacer uso de las prácticas agrícolas cuidadosamente elaborados que combatir y prevenir los efectos destructivos de las especies invasoras, asunto por el que todos estamos tan preocupados.”

Un equipo conjunto ecuatoriano-israelí busca nuevas estrategias de gestión de la naturaleza que le ayudarán a rehabilitar los ecosistemas naturales. Los investigadores desarrollarán metodologías y tecnologías agrícolas de agua para aumentar la producción agrícola local y reducir la dependencia de la isla en productos frescos importados desde el continente.

El Ministerio de Ambiente de Ecuador y la Dirección del Parque Nacional Galápagos invitaron a la delegación.

Además del Profesor Novoplansky, el equipo israelí consiste Profesor Noam Weisbrod del Instituto Zuckerberg de Investigación del Agua de BGU, el Profesor Uriel Safriel, el Doctor Alon Ben-Gal, un experto en desierto y agricultura del Centro Volcani del Ministerio de Agricultura de Israel, y la Profesora Aliza Fleischer, economista agrícola de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

Las Islas Galápagos, re-descubiertas por Charles Darwin, son raros “laboratorios naturales”, donde las condiciones ecológicas especiales y aislamiento extremo crean una única diversidad biológica, impresionante y hermosa.

Desde entonces Ecuador anexó las Islas Galápagos hace 180 años y sólo comenzaron a instalarse allí hace menos de 100 años, sus raros tesoros naturales han sido en su mayoría conservados hasta hace muy poco.

A pesar de más de 50 años de gestión dedicada y conservación por las autoridades del Parque Nacional Galápagos, las políticas de conservación ya no son suficientes.

 
Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.