Israel, Jordania y palestinos desarrollan armas biológicas en conjunto.

armas biológicas

Es un poco difícil de creer que esto esté sucediendo en estos días, pero Israel desarrolla armas biológicas en colaboración con los palestinos y con Jordania para hacer frente a un enemigo común y muy problemático.

Utilizando un reactor nuclear, el tercero en tamaño de Israel, y bajo estrictos controles de seguridadse desarrollan estas nuevas tecnologías.

Decíamos que es un poco difícil de creer que esto esté sucediendo en estos días, pero con un interés común, para luchar juntos contra algo pequeño en efecto, pero tremendamente molesto para las partes: “la mosca de la fruta”

En Beit Shean continúan se producen para distribuir en el Medio Oriente armas biológicas. Pero a diferencia de otras basadas en tecnología atómica y núcleo del reactor radiactivo aquí no se producen armas anti-personas, sino a la guerra dirigida a las plagas de las Frutas.

La Drosophila melanogaster (literalmente “amante del rocío de vientre negro”), también llamada mosca del vinagreo mosca de la fruta, es una especie de díptero braquícero de la familia Drosophilidae. Recibe su nombre debido a que se alimenta de frutas en proceso de fermentación tales como manzanas, bananas, uvas, etc.
La mosca de la fruta produce un tipo de daño que puede golpear a todas las frutas que consumimos. La hembra pone huevos dentro de la fruta donde se cultivan larvas que salen y luego continúan proliferando en el campo.

La idea para combatirlas es sencilla y brillante, primero se recogien los huevos, a continuación, se insertan en un simulador de fruta, y se separan machos y moscas hembras y luego se transfieren a la fase de esterilización radioactiva.

La radiación causa esterilización, y después las moscas son dispersadas en plantaciones lo que genera que naturalmente se reduzca la población de las plagas.

La dispersión es principalmente a través de aviones especiales y sustituye eficazmente la fumigación con químicos peligrosos. De todos modos sigue siendo la solución más cara y requiere la cooperación regional que ya se ha alcanzado con el Gobierno de Jordania.

Shaul Bassi, director y responsable del proyecto dice que “incluso los empleados de la Autoridad Palestina son parte de estos esfuerzos. Nuestra visión es que aviones vuelen una vez a la semana para dispersar por todo el país la plaga infértil. Una vez que esto ocurre, el costo de la distribución puede ser menos costoso que el productos químico”.

La eficacia del combate de la mosca de la fruta se puede hacer sólo con la ayuda de la cooperación internacional. Se necesita de los países en el Medio Oriente, y quizás esta vez las armas biológicas serán utilizadas en beneficio de la paz y no para la guerra.

 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus