La fobia social es mala para tus dientes.

bruxismo

Parece que cepillarse bien los dientes no es suficiente para tener una dentadura sana. Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tel Aviv, publicado recientemente en la revista Journal of Rehabilitación Oral, encuentra que la ansiedad experimentada en circunstancias sociales eleva el riesgo de bruxismo.

El bruxismo (del griego bryko, rechinar los dientes) es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población; y puede con llevar dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído. El rechinamiento puede desgastar los dientes y causar otros males en la mandíbula.

Rechinar los dientes provoca desgaste y fracturas de los dientes, así como dolor en la mandíbula. De acuerdo con la investigación, dirigida por el Dr. Efraín Winocur del Departamento de Rehabilitación Oral en la Escuela de Medicina Dental de la UTA y conducido por el estudiante de doctorado Roi Skopski en colaboración con investigadores de del Centro de Salud Mental en Petah Tikva, la interacción con la gente y la ansiedad social pueden desencadenar el bruxismo.

“Este no es un problema dental, pero con consecuencias dentales claras”, dijo el Dr. Winocur.

“Si nos damos cuenta, entonces podemos traer el tema a la conciencia. Los psiquiatras pueden identificar a pacientes con predisposición al bruxismo y podemos tratar de ayudarles a prevenirla, y los expertos dentales también sabremos ayudar.”

 

Bruxismo:

 

Los investigadores evaluaron a 75 hombres y mujeres en sus 30 años de edad a través de cuestionarios. Un grupo de 40 personas tenía fobia social, caracterizada por un miedo excesivo en situaciones sociales.

Poco menos de la mitad de los miembros del grupo estaban en tratamiento con fármacos antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina – (ISRS).

Un grupo de control de 35 no tenía fobia social. Todos los sujetos fueron sometidos a exámenes psiquiátricos y dentales. Los síntomas del bruxismo fueron estudiados y hábitos, tales como goma de mascar, morderse las uñas, y pequeños movimientos de la mandíbula sin contacto entre los dientes, se tuvieron en cuenta.

Aunque los fármacos antidepresivos se han vinculado previamente al bruxismo, este estudio no encontró ninguna asociación. Sin embargo, el desgaste dental de moderado a severo se encontró en el 42,1% de los sujetos con fobia social y en el 28,6% de los del grupo de control.

El ritmo de juego mandíbula era de 32,5% en el grupo de la fobia y el 12,1% en los controles. Los síntomas de bruxismo fueron reportados por el 42,5% de los pacientes con fobia social y en un 3% de los grupos de control.

“La interacción con gente parece ser necesaria para desencadenar el bruxismo en personas con ansiedad social”, dijo Winocur. “Al tratar la ansiedad social, vamos a ser capaces de tratar el bruxismo también.”

 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus