Logran detener metástasis del cáncer de mama en ratones. Conversamos con el Dr. Noam Shomron, investigador a cargo.

detener metástasis

Nota: El siguiente articulo no trata sobre una terapia disponible sino sobre un novedoso concepto que esta siendo investigado.

Un nuevo estudio del Dr. Noam Shomron en la Universidad de Tel Aviv encuentra que la combinación de terapias genéticas en un tumor primario es extremadamente eficaz en la prevención de metástasis del cáncer de mama.

El estudio probado en ratones, alienta a los investigadores a buscar socios que puedan llevar estos resultados a ser investigados en seres humanos.
 
La investigación de Shomron de la Universidad de Tel Aviv en colaboración con la Doctora Natalie Artzi del Instituto de Tecnología de Massachusetts, fue realizada por los estudiantes Avital Gilam, Daphna Weissglas y Artzi Joao Conde.

La investigación fue publicada en la edición de septiembre 19 de, 2016, en Nature Communications.
 

Una de cada ocho mujeres en todo el mundo son diagnosticadas con cáncer de mama. El cáncer de mama es la segunda causa principal de muerte por cáncer en las mujeres. La probabilidad de que una mujer de morir por cáncer de mama es de 1 en 36.

La detección temprana, cada vez más común, no es suficiente para prevenir la metástasis, movimiento de las células cancerosas del sitio del tumor primario a las colonias en órganos vitales. Alrededor del 80 por ciento de las mujeres con cáncer metastásico mueren a causa de la enfermedad dentro de los cinco años de ser diagnosticado.
 
“La situación es sombría. Las tasas de mortalidad por cáncer de mama se mantienen altas y relativamente sin cambios a pesar de los avances en la medicina y la tecnología.” dijo el Dr. Shomron. En el video de la conferencia debajo se puede ver a Shomron explicando. (El video esta en Ingles, con subtitulos en Ingles, que pronto serán traducidos también al español.)

“Queríamos encontrar una manera de detener la metástasis por completo. Este el punto de inflexión, donde las tasas de supervivencia caen de manera exponencial” nos dice Noam.
 
“Nuestra misión: bloquear la capacidad de una célula de cáncer de cambiar de forma y mover células cancerosas alteran su estructura citoesqueleto con el fin de llegar a otras células, entrar a los vasos sanguíneos y desparramarse a los pulmones, el cerebro u otros órganos vitales.

Elegimos microRNAs como nuestra de terapia de origen natural, debido a que son reguladores de la expresión génica”.

Un micro ARN es un ARN monocatenario, de una longitud de entre 21 y 25 nucleótidos, y que tiene la capacidad de regular la expresión de otros genes mediante diversos procesos, utilizando para ello la ruta de ribointerferencia.

El ácido ribonucleico (ARN o RNA) es un ácido nucleico formado por una cadena de ribonucleótidos. En los organismos celulares desempeña diversas funciones.

Es la molécula que dirige las etapas intermedias de la síntesis proteica; el ADN no puede actuar solo, y se vale del ARN para transferir esta información vital durante la síntesis de proteínas (producción de las proteínas que necesita la célula para sus actividades y su desarrollo).

Varios tipos de ARN regulan la expresión génica, mientras que otros tienen actividad catalítica. El ARN es, pues, mucho más versátil que el ADN.

Se trata de una terapia de tipo genética. La idea simplificada es que reforzando ciertas sustancias que ya existen en el cuerpo, se trate localmente el tumor primario. El efecto buscado es evitar que sea capaz de moverse o transformarse, elementos que necesita para la metástasis.
 

Los investigadores basaron su enfoque en lo que dieron a llamar 3 “D”.

Base de datos, Drogas y la entrega (delivery en Ingles). El equipo comenzó a explorar las bases de datos de bioinformática para investigar el lapso de mutaciones en un tumor y determinar con precisión sus objetivos.

Entonces, los científicos realizaron drogas de origen natural basada en ARN para controlar el movimiento de células y crearon un nanovehicle seguro para entregar el micro ARN en el sitio del tumor.

 
“Nos fijamos en las mutaciones y polimorfismos que otros investigadores han ignorado”, dijo Shomron.

“Las mutaciones en las tres principales regiones no traducidas (UTRs) al final de la cola de un gen son generalmente ignorados, ya que no se encuentran dentro de la región codificante del gen.

Nos fijamos en los tres sitios UTR que desempeñan funciones reguladoras y vimos mutaciones implicadas en la metástasis “.
 
Dos semanas después de iniciar el cáncer en los senos de sus ratones los investigadores inyectan en los sitios del tumor primario un hidro-gel que contenían ARN de origen natural. Dos días después de este tratamiento, se extirparon los tumores primarios de mama.
 
Los ratones se evaluaron tres semanas más tarde usando imágenes por TC, fluorescente y biopsias. Los investigadores descubrieron que los ratones que habían sido tratados con dos microARN tenían muy pocas o ningún sitio de metástasis, mientras que el grupo de control inyectados con ARNs aleatorio exhibió una proliferación fatal de sitios metastásicos.
  
noam2
 
Nos dimos cuenta de que habíamos frenado la metástasis de cáncer de mama en un modelo de ratones, y que estos resultados podrían ser aplicables a los humanos“, dijo Shomron.
 
 
El grupo detrás de esta investigación | Foto – Dr. Shomron
 
“Existe una fuerte correlación entre el efecto de los genes en células de ratón y el efecto sobre los genes en las células humanas.

Fuimos a buscar datos de pacientes humanos, y encontramos que los genes que tratamos se correlacionan con los de estos pacientes de forma alentadora.

Nuestros resultados son especialmente prometedores ya que se han repetido varias veces en TAU y en el MIT por grupos independientes.”
 
Los investigadores continúan su estudio de los efectos de los microARN en tumores en diferentes microambientes.

 

 

 
 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus