in

Pantallas de teléfonos que se arreglan solas cuando se caen y se rompen.

Un día no muy lejano si tu teléfono o tableta se caen al piso y las pantallas sufren algunos rasguños probablemente ni te enteres.

Estos dispositivos tendrán la capacidad de “curar sus heridas” gracias a una tecnología que el Technion ha desarrollado. Apple ya ha patentado algunas ideas basadas en polímeros flexibles pero esto va mas allá.

Los tiempos se van acercando en que tu dispositivo móvil iPhone o Android no tengan pantallas de vidrio sino que estén hechos de un novedoso polímero flexible, que además de traer nuevas innovaciones a los dispositivos, permitirán que estos tengan una especie de “piel electrónica “que puede curar de forma automática.
No más ralladuras o rajaduras en tu teléfono, suena interesante no?

El equipo en el Technion está centrando sus esfuerzos en el desarrollo de nanoarrays sensoriales electrónicos de auto-sanación que tendrán la capacidad de repararse a sí mismos y restaurar toda su funcionalidad tras sufrir daño mecánico causado por el uso en el tiempo y los golpes.

Con este fin, un nuevo elastómero de auto-sanación se fabrican junto con una capa de detección. La sensibilidad de estos sensores de auto-sanación a la presión y la tensión es muy comparable a la piel humana ordinaria por lo que esto se ha dado en llamar “piel electrónica”.

El mismo dispositivo de auto-sanación puede servir como sensor abriendo las puertas a una gama más amplia e importantes de aplicaciones.

De acuerdo con investigadores del Technion en Haifa, la misma tecnología también podría ser usada para cosas como piel artificial, con el polímero que se desarrollarlo, integrado en la piel de víctimas de quemaduras, dotándolos de una nueva capa, curables, de piel artificial que puede repararse a sí misma, al igual que la piel real.

Esto que nos parece tecnología de ciencia ficción en la vida real fue desarrollado en el laboratorio del Profesor Hossam Haick, que trabajó en el proyecto junto con investigador, el Doctor Tan-Phat Huynh.

“La vulnerabilidad de los sensores flexibles utilizados en aplicaciones del mundo real exigen el desarrollo de propiedades de auto-sanación similares a los de la piel para que se pueda curar cómo en humanos”, dijo Haick.

“Hemos desarrollado un dispositivo completo, de auto-sanación en la forma de un polimero flexible y elástico, donde cada parte, sin importar donde el dispositivo se corta o rayado, es capaz de auto-curarse.”

Con sensores flexibles, por ejemplo, las contraseñas podrían convertirse en una cosa del pasado, con sensores que serán capaces de medir con precisión la composición y el tacto de un usuario, asegurando que sólo su dedo es el que activa a un dispositivo.

El avance, utilizando un nuevo tipo de polímero sintético (una molécula grande compuesta de muchas moléculas más pequeñas repetidas), incluye propiedades de auto-sanación que imitan la piel humana, de modo que como la piel humana “heridas” y arañazos pueden sanar rápidamente a sí mismos en muy poco tiempo – menos de un día, añadió Haick.

Los resultados de la investigación fueron publicados en el último número de la revista profesional de Materiales Avanzados.

 
 

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus

 
app 300

 
 

Comments

Leave a Reply
  1. estoy pensando que lindo es vivir para leer los avances de estos magnificos hombres que si quieren a la humanidad

  2. algun especialista de los ojos en niños o clinica en mexico para consultas me podrian poner en contacto por favor

Dejanos tu comentario:

Loading…

A que se dedica ahora el último director del Mossad?

Pollo de verdad sin matar animales en el 2021. (Video de Domingo)