Investigadores Israelies desarrollan un implante para regenerar células nerviosas.

células nerviosas

Algunas partes del cuerpo, como el hígado, pueden auto regenerarse después de ciertos daños. Pero otras, como nuestro sistema nervioso, se considera irreparable o de lenta recuperación, dejando a miles de personas con una vida llena de dolor, movilidad limitada, o incluso parálisis. En Israel desarrollan un implante para regenerar células nerviosas.

Ahora un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv, entre ellos el Doctor Shimon Rochkind de la Facultad Sackler de Medicina y Centro Médico de Tel Aviv Sourasky y el Profesor Zvi Nevo del Departamento de Genética Humana Molecular y Bioquímica de la UTA, del TAU han inventado un método para la reparación de nervios periféricos dañados.

A través de un implante biodegradable en combinación con un nuevo desarrollo Guiding regeneración Gel (GRG) que aumenta el crecimiento del nervio y la curación, la funcionalidad de un nervio roto o dañado, podría ser restaurado en última instancia.

Este innovador proyecto está ganando el reconocimiento internacional. Sus primeros éxitos fueron reportados recientemente en varios congresos científicos de renombre, entre ellos la Federación Mundial de Sociedades Neurológicas y de la Sociedad Europea de Neurología.

La terapia, ya probada en modelos animales, se encuentra a pocos años de uso clínico, dice el Doctor Rochkind.

Un nervio es como un cable eléctrico. Cuando es cortado o dañado, la energía ya no puede ser transferida por el y el cable pierde su funcionalidad. Del mismo modo, un nervio dañado pierde la capacidad de transferir señales para el movimiento y la sensibilidad a través del sistema nervioso.

Pero los Doctores Rochkind y Nevo encontraron una manera de cerrar la brecha. En su método, dos extremos cortados de un nervio dañado se vuelven a conectar mediante la implantación de un tubo blando, biodegradable, que sirve como un puente para ayudar a conectar el nervio.

El gel innovador que recubre el interior del tubo nutre el crecimiento de las fibras nerviosas, estimulando al nervio para reconectarse a los extremos cortados a través del tubo, incluso en casos de daños masivos a los nervios, dice Rochkind.

 

Regenerar células nerviosas.

 

La clave está en la composición del gel, los investigadores dicen, que tiene tres componentes principales: antioxidantes, que presentan actividades anti-inflamatorias elevadas, péptidos sintéticos de laminina, que actúan como una vía de ferrocarril para que las fibras nerviosas crezcan a lo largo de, y ácido hialurónico, que se encuentra comúnmente en el feto humano, que sirve como un amortiguador frente a la desecación, un peligro importante para la mayoría de los implantes.

Estos componentes permiten que el nervio se cure de la misma forma que un feto lo hace en el útero, de forma rápida y sin problemas.

El implante ya ha sido probado en modelos animales, y el gel por sí mismo puede ser utilizado como un producto independiente, que actúa como una ayuda en la terapia celular.

GRG no sólo es capaz de preservar las células nerviosas, puede ayudar a su supervivencia cuando se usan para trasplantes, dice el Doctor Rochkind.

Cuando se cultivan en el gel, las células nerviosas muestran un desarrollo excelente, así como el crecimiento intensivo de la fibra. Esto podría tener implicaciones para el tratamiento de enfermedades como el Parkinson, por lo que los investigadores están tratando de encontrar la terapia celular como una posible solución.

 

app 300
Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.

Siguenos en Google plus