Sofisticados sistemas dentro de un pequeño camaleón.

camaleón

Los camaleones, de los cuales hay más de 200 especies, son habitantes de climas tropicales y desiertos, pero ampliamente mantenidos como mascotas en todo el mundo. Tienen intrigados a los científicos y no científicos por igual con su capacidad para cambiar de color y texturas en la piel y sus ojos mirando todo el tiempo de forma independiente.

Los camaleones son una familia de pequeños saurópsidos (reptiles) escamosos. Son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias, por su lengua rápida y alargada, y por sus ojos, que pueden ser movidos independientemente el uno del otro.

Esto hace creer que estan mirando en dos direcciones a la vez. A diferencia de los seres humanos, que tienen que girar la cabeza para tener un campo más amplio, pero todavía relativamente estrecho de visión, los camaleones disfrutan de un mayor campo de visión con la capacidad de girar sus ojos cada uno en una dirección diferente.

Esta facultad es llamada ‘estrabismo voluntario “, y permite al camaleón minimizar sus movimientos corporales para reducir la probabilidad de revelar su presencia a quienes pretende cazar, o a quienes los quieran cazar a ellos.

¿Es esta adaptación realmente un ejemplo de que los ojos de este reptil viven cada uno independiente del otro, por lo que les permite ver simultáneamente dos puntos de vista diferentes de su mundo?

Para el Profesor Ehud Rivlin del Instituto Technion-Israel de Tecnología, y el profesor Gadi Katzir de la Universidad de Haifa, esto parecía una pregunta de investigación intrigante.

Ellos se ocuparon de responder a esa pregunta al conseguir que los camaleones se puesieran a jugar un juego de computadora especialmente diseñado para ellos con el fin de “frustrar” potencialmente sus intentos de caza, pero posiblemente resolver el enigma de si los camaleones realmente disfrutan de ojos independientes.’

Cuando los investigadores mostraron a los camaleones una doble imagen de un pequeño insecto en movimiento con direcciones opuestas a través de una pantalla de ordenador, los reptiles se centraron primero en una imagen con un ojo mientras que el otro ojo “vagaba”.

De repente, ambos ojos se fijaron en una imagen un nanosegundo antes de que el reptil lanzaba como dardo su dardo como, pegajosa lengua .

“Hubo unos segundos de indecisión cuando los camaleones estaban decidiendo hacia donde disparar”, dice el profesor Rivlin. “Si los ojos fueran realmente independientes, uno no esperaría que un ojo se fijara y que luego el otro ojo viniera a converger.

Pero encontramos que una vez que el camaleón tomó su decisión sobre hacia donde atacar, gira el segundo ojo en torno a centrarse en la misma imagen que el primer ojo estaba siguiendo “.

Este patrón de comportamiento, dijeron los investigadores, sugiere que el segundo ojo tiene conocimiento de adónde se dirige el primer ojo. Que los camaleones son capaces de rastrear objetos en movimiento en direcciones opuestas antes de decidir cuál objetivo tomar sugiere que sus ojos no son realmente independientes, como muchos han creído.

Cuando el segundo ojo se enfoca sobre el mismo objetivo que el primero este experto depredador de pequeños insectos obtiene la percepción de profundidad estereoscópica necesaria en el momento justo para la sorprendente precisión que demuestra al atacar.

Según los investigadores, muchos animales, especialmente peces y aves, (pero no mamíferos) tinen ojos independientes, con cada ojo conectado a un lado opuesto del cerebro de modo que la parte izquierda del cerebro sabe lo que el ojo derecho está haciendo, y viceversa. Esto es más común de lo que pensamos, dijeron.

Pero, los camaleones son diferentes.

“Hemos demostrado que cuando los camaleones son desafiados con dos objetivos pequeños que se mueven en direcciones opuestas, pueden realizar el seguimiento visual simultáneo, suave, monocular “, dijo el profesor Rivlin.

“Hasta donde sabemos, esta es la primera demostración de esta capacidad. Sugerimos que en los camaleones, los movimientos oculares no son simplemente ‘independientes’, cada ojo es consciente de su propia ubicación y la orientación del otro ojo. Es un tipo diferente de cooperación visual.

El artículo que describe su investigación se publica en la edición de julio 2015 del Journal of Experimental Biología (218: 1975-1976).

 
app 300
 

Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus