Zika, hallazgos israelíes contradicen los de la Organización Mundial de la Salud.

zika

Investigadores israelíes encunetran nueva correlación entre climas excepcionalmente calurosos y secos en el noreste de Brasil y brote del virus Zika. Un estudio preliminar llevado a cabo en la Universidad de Haifa en Israel ha encontrado un vínculo entre el climas sumamente calurosos que se han producido recientemente en el noreste de Brasil y el brote del virus Zika.

“La temperatura extrema y la sequía se deben a una combinación del fenómeno El niño y los cambios climáticos de los últimos años,” según afirma la Doctora Shlomit Paz, que llevó a cabo el estudio, y fue publicado en la revista The Lancet, una de las más prestigiosas revistas científicas en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud respondió al brote del virus Zika, que es transmitida por el mosquito Aedes, declarando el estado de emergencia. El brote se ha asociado recientemente con fuertes lluvias en partes de América Latina y Central, como consecuencia de El Niño.

Sin embargo, las nuevas conclusiones (provisorias) del estudio, llevado a cabo por Paz del Departamento de Geografía y Estudios Ambientales, junto con el profesor Jan Semenza del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, sugieren que el niño está realmente involucrado en una dirección completamente diferente.

El factor relevante no es la fuerte lluvia, que en realidad si cayó en áreas muy alejadas del brote sino las temperaturas excepcionalmente calurosas y secas experimentadas en los últimos meses en el noreste de Brasil, área donde el virus Zika entró en erupción.

De acuerdo con los resultados, basados en datos de la Agencia de los Estados Unidos y la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA), la segunda mitad de 2015 (temporada de invierno y primavera en el hemisferio sur) vieron las temperaturas más altas desde que comenzaron los registros, combinado una la sequía severa a estas temperaturas.

 

Zika segun hallazgos israelíes.

 

El brote Zika apareció en estas áreas durante las semanas siguientes. De acuerdo con Paz, el calor y la sequía fueron causados por una combinación de dos factores.

En primer lugar, El Niño, un fenómeno que incluye un aumento sustancial de la temperatura del agua en el Océano Pacífico frente a América Latina. Este fenómeno es conocido por causar grandes sequías en el noreste de Brasil, y en los últimos meses el fenómeno de El Niño ha sido particularmente fuerte.

El segundo factor son los patrones de cambio climático global y el calentamiento que han afectado a todo el planeta en las últimas décadas.

Paz añade que se sabe que las altas temperaturas (hasta un cierto límite) estimulan un aumento en las tasas de crecimiento del mosquito Aedes, que transporta el virus Zika.

Estos mosquitos también requieren agua, y como se señaló, los últimos seis meses no sólo fueron inusualmente calidos, sino también extremadamente secos. Sin embargo, estudios previos en el área han demostrado que durante los períodos de sequía, los residentes locales almacenan agua en recipientes, creando de este modo un hábitat ideal para los mosquitos.

En consecuencia, la combinación de las condiciones climáticas extremas y la respuesta de los residentes locales a estas condiciones ha creado las condiciones ideales para la proliferación de la población de mosquitos.

Como se ha señalado, este es un estudio preliminar. Los investigadores están ampliando el estudio con el fin de obtener una mayor comprensión de la naturaleza precisa de la relación entre las condiciones climáticas y el brote de la enfermedad.

“A la luz del riesgo para la salud, y el hecho de que los mosquitos Aedes también llevan otros virus, como el dengue y la chikungunya, es importante hacer frente a los impactos del clima que hemos encontrado en el análisis de las causas del brote actual” concluyó Paz.

 
app 300
 

Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus