in

Avisen al psicólogo, los gusanos también sufren de síndrome de post trauma.

los gusanos

Créditos de las imagenes: Public.

Hagan un sitio en el sofá del psicólogo: los gusanos también sufren de síndrome de post trauma.

Investigadores de Israel encuentran que los gusanos traumatizados almacenan recuerdos de dificultades incluso cuando se encuentran en condiciones mas seguras.

La capacidad de prever el futuro es clave para la supervivencia de todos los seres vivos. Al igual que los humanos, los gusanos son capaces de formar recuerdos asociativos. Es decir, recuerdos que asocian cierto sonido u olor o tono de voz con una consecuencia en particular.

La famosa historia del aprendizaje asociativo se remonta a los perros de Pavlov. Ivan Pavlov fue un fisiólogo ruso, y usaba una campana para reunir a sus perros a la hora de comer.

Un día, Pavlov notó que sus perros empezaron a salibar con el sonido de la campana, antes incluso de ver u oler su cena. Esto sucedió porque los perros habían formado una asociación entre el sonido de la campana y la carne. De modo que cuando escucharon la campana se prepararon para su comida.

Sin embargo, poco se sabe acerca de la fisiología detrás de este fenómeno. Qué sucede después de recuperar un recuerdo y cómo los seres vivos filtran estos recuerdos para prepararse para futuras adversidades?

En un nuevo estudio publicado en Current Biology por los doctores Alon Zaslaver e Yifat Eliezer, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, descubrieron que incluso una forma de vida animal muy básica como el gusano tiene la capacidad de aprender de experiencias pasadas.

Además, Zaslaver y su equipo señalaron las neuronas exactas que almacenan estos recuerdos y los cambios fisiológicos a los que se enfrentan los gusanos cuando recuperan los recuerdos para enfrentar futuras dificultades.

“Entrenamos a los gusanos para formar recuerdos asociativos”, explicó Zaslaver.

“Sin embargo, en lugar de alimentar a los gusanos como a los perros de Pavlov, los privamos durante un día, y en lugar de tocar una campana, rociamos un aroma que les gusta a los gusanos.

Aprendieron que desde ahora en adelante este olor agradable señala una situación problemática”.

 Un día después de este “entrenamiento”, los científicos alimentaron bien a los gusanos y rociaron el olor una vez más. Notablemente, los gusanos rápidamente entraron en un modo defensivo y activaron sus genes que protegen el estrés. Todo esto sucedió tan pronto como olieron, lo que solía ser, un olor agradable.

“Sin embargo, cuando volvimos a someter a los gusanos a la inanición, fueron más capaces de sobrevivir a las dificultades que antes de su entrenamiento de aprendizaje asociativo. En cierto modo, su trastorno de estrés postraumático los había ayudado”, dijo Zaslaver.

A los investigadores como Zaslaver les gusta estudiar el gusano C. elegan porque solo tiene 302 células neuronales. “Fue maravilloso identificar las neuronas exactas que contienen recuerdos asociativos. Es muy raro que pueda mirar una neurona y decir “aquí está la memoria”.

Los investigadores localizaron estas neuronas y luego nuevos gusanos fueron modificados genéticamente para que las neuronas de “lucha o huida” se activen simplemente al iluminarlas.  

Una respuesta similar es bien conocida por los humanos. El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno mental que las personas desarrollan después de un evento traumático. Por ejemplo soldados que vuelven del combate. En este caso, la exposición más pequeña a una escena similar o un olor relevante, como la pólvora, puede traer recuerdos perturbadores que pueden desencadenar en ataques de ansiedad y trastornos de estrés graves.

Zaslaver y su equipo están utilizando actualmente sus hallazgos, es decir, una mejor comprensión de los cambios moleculares que tienen lugar dentro de las neuronas de memoria individuales y las respuestas en modo de privatización que provocan, para aliviar y posiblemente curar los problemas del PTSD.

Video 1, este gusano aprendió a asociar el aroma agradable con el hambre. Por lo tanto, es rechazado por el olor contenido en la franja roja y no lo cruza.

Los gusanos entrenados.

 

 

Video 2: Un gusano ingenuo, que no pasó por el entrenamiento, le gusta el olor y permanece cerca.

Los gusanos no entrenados.

 

 

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Un comentario

Contestar comentario
  1. Es sumamente importante saber que hay la posibilidad de borrar malos recuerdos del cerebro, de dejar atrás el dolor tanto físico como psicológico. Mis recuerdos de mi novio judío-mexicano me remontan a un pasado lleno de pasión, juventud y alegría. Ambos por distintas razones hemos vivido stress post-traumático. La última vez que lo vi, antes que se fuera a Israel, noté el dolor en sus ojos, su cuerpo y su mente. No soy religiosa, sin embargo, pienso que meditar, y creer en un Dios, cualquiera que sea, es creer en nosotros mismos. Muchas gracias por su amor a la humanidad. Lupita Mueller-Gastell escritora y poeta.

Dejanos tu comentario: