in

Convertir el corona en un resfriado común? Segunda parte.

resfriado

Créditos de las imagenes: Nahmias Lab Daniel Hanoch.

¿Podrían los fibratos convertir los efectos de la corona en poco más que un resfriado común?


Datos clínicos iniciales muestran resultados prometedores que respaldan la evidencia temprana de la capacidad del fenofibrato para prevenir el daño pulmonar en pacientes con corona.

El fármaco puede reducir la gravedad y la mortalidad de COVID-19.

En lo que tiene el potencial de cambiar significativamente la forma en que se trata a los pacientes de Corona y la gravedad de la enfermedad, la investigación reunió evidencia clínica temprana que demuestra la eficacia de un medicamento ya existente en el tratamiento de COVID 19.

El estudio, dirigido por el profesor Yaakov Nahmias, aplicó un fármaco existente bien establecido para abordar la acumulación de grasas en las células pulmonares humanas causada por el virus SARS-CoV-2.

Estudios clínicos programados para esta semana.

Los resultados iniciales de laboratorio y los nuevos datos de 1.500 pacientes de Corona con sede en Israel han sido extremadamente prometedores y los estudios clínicos están programados para comenzar esta semana en el Hospital Barzilai en Ashkelon, Israel, uniéndose a otros centros clínicos en los Estados Unidos, América del Sur y Europa.

El estudio comenzó en julio de 2020 cuando el profesor Nahmias demostró que el virus SARS-CoV-2 inhibía la descomposición efectiva de la grasa dentro de los pulmones.

Luego, su investigación identificó la eficacia del fenofibrato (Tricor), un medicamento aprobado por la FDA que ha estado en el mercado desde 1975 para abordar esta deficiencia en pacientes con Corona.

El medicamento está diseñado tradicionalmente para tratar los niveles altos de triglicéridos (grasas) en la sangre. Cuando se aplica a pacientes de Corona, el estudio propone que detendrá la progresión de la enfermedad.

“Sabíamos que el sistema que habíamos desarrollado para Tissue Dynamics nos proporcionaba un punto de vista único para comprender cómo opera el virus en los pulmones”, explicó el profesor Nahmias.

Después de descubrir la eficacia del fármaco en el laboratorio, el grupo de; profesor Nahmias, trabajo para recopilar datos de 1.500 pacientes de Corona. Estos estaban en un regimen de medicamentos diseñados para reducir la acumulación de grasa en las células pulmonares.

Los resultados fueron muy claros.

Los pacientes que estaban tomando los medicamentos para acelerar la descomposición de las grasas se estaban recuperando de las infecciones pulmonares causadas por Corona. Todo sucedia en cuestión de días.

Mortalidad cero entre estos pacientes.

La evidencia incluso mostró que hubo una mortalidad cero entre estos pacientes.

“Demostramos que los pulmones humanos respondieron al virus SARS-CoV-2 cambiando por completo su metabolismo, lo que provocó una importante acumulación de grasas en las células pulmonares.

Nuestros hallazgos muestran que esta acumulación de grasa poco saludable es un factor crítico en el deterioro del paciente con COVID-19.

Los pacientes que tomaron fibratos que actúan directamente para descomponer las grasas se recuperaron rápidamente de la enfermedad. Aquellos que tomaron medicamentos que acumulan grasas como las tiazolidinedionas, mostraron mayor daño pulmonar y mortalidad”, explica el profesor Nahmias.

Más manejable que un resfriado.

Según el equipo de investigación, la aplicación del uso de este fármaco establecido, que está ampliamente disponible, es económico y tiene un historial de seguridad comprobado, podría alterar los efectos del COVID-19 de una enfermedad devastadora a una forma mucho más manejable que un resfriado.

En los próximos días, el equipo comenzará un estudio clínico de Fase 3a dirigido por investigadores, con el apoyo financiero de Abbott.

Esta fase, que se llevará a cabo en el Hospital Barzilai de Ashkelon, estará dirigida por el profesor Shlomo Maayan, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas.

Otros estudios clínicos destinados a corroborar los hallazgos del profesor Nahmias también se están llevando a cabo en Estados Unidos, Europa y América del Sur.

“Incluso cuando vemos la introducción de numerosas vacunas destinadas a reducir la transmisión de la enfermedad y proteger a las poblaciones vulnerables, este medicamento puede ayudar al tratamiento directo del virus y reducir su gravedad y mortalidad.

Esperamos ver los primeros resultados de la fase clínica de este estudio en los próximos meses”.

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.

Comments

Leave a Reply

Dejanos tu comentario:

Loading…

0