in

Restos de coronavirus en aguas residuales podría ser muy peligroso.

coronavirus en aguas residuales

Podría resultar infeccioso el COVID-19 en aguas residuales? Un estudio internacional dirigido por investigadores de Israel indica que coronavirus en aguas residuales puede ser una amenaza grave.

Las aguas residuales que contienen coronavirus pueden ser una seria amenaza. Esto según un nuevo estudio global dirigido por investigadores de Israel.

El nuevo artículo, publicado en Nature Sustainability, una colaboración internacional de 35 investigadores, evalúa estudios recientes sobre coronavirus en aguas residuales y enfermedades infecciosas transmitidas por el aire.

Esto incluye el SARS y el MERS. El objetivo es evaluar las amenazas potenciales, las vías de investigación y las posibles soluciones, así como obtener perspectivas para el futuro.

“Hay muchas razones para preocuparse por cuánto tiempo sobreviven los coronavirus en las aguas residuales y cómo afectan las fuentes de agua naturales.” Nos dice el autor principal del estudio, Dr. Edo Bar-Zeev.

“Pueden las aguas residuales contener suficiente coronavirus para infectar a las personas? La simple verdad es que no sabemos lo suficiente y eso debe verificarse lo antes posible”.

Bar-Zeev, y su estudiante de posdoctorado, Anne Bogler, junto con otros investigadores de renombre, indican que las aguas residuales que se filtran en los cursos de agua naturales pueden provocar una infecciones.

De manera similar, las aguas residuales tratadas que se utilizan en instalaciones de agua recreativa, como lagos y ríos, también podrían convertirse en fuentes de contagio. Por último, las frutas y hortalizas regadas con aguas residuales que no fueron desinfectadas adecuadamente también podrían ser una ruta de infección indirecta.

El equipo de investigación recomienda una nueva investigación inmediata para determinar el nivel de infección potencial, si existe, y cuánto tiempo dura el coronavirus en varios cuerpos de agua y aerosoles.

“Las plantas de tratamiento de aguas residuales necesitan actualizar sus protocolos de tratamiento. En un futuro cercano también deben avanzar hacia el tratamiento a través de membranas de micro y ultrafiltración, que eliminan con éxito los virus”, dicen Bar-Zeev y sus colegas.

Al mismo tiempo, las aguas residuales pueden servir para monitorear y rastrear brotes de COVID-19.

El coronavirus comienza a aparecer en las heces antes de que aparezcan otros síntomas como fiebre y tos en personas que de otro modo serían asintomáticas.

El monitoreo regular, por lo tanto, puede dar a las autoridades una advertencia anticipada sobre los puntos calientes. Los investigadores completaron recientemente un piloto
en Ashkelon, Israel, utilizando una nueva metodología para detectar y rastrear la presencia del virus y calcular su concentración para identificar los puntos emergentes de COVID-19. Otros investigadores de GU están trabajando en el desarrollo de tecnologías de nanofiltración de agua.

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.
 

Comments

Dejanos tu comentario:

Loading…

0