in

Interacción humano robot muestra amplios beneficios en la rehabilitación de pacientes.

robot

Créditos de las imagenes: BGU Oficina de Prensa.

Investigadores de Israel han comenzado a descubrir las preferencias en las interacciones humano-robot y la necesidad de personalizar estos encuentros para adaptarse tanto a las preferencias del ser humano como a la tarea designada.

 
Según un nuevo estudio publicado en Neurología Restauradora y Neurociencia, los investigadores probaron preferencias de usuarios cuando interactuaban con un robot en una tarea de movimiento articular, como un primer paso hacia el desarrollo de un protocolo de movimiento interactivo para ser utilizado como parte de una sesión de rehabilitación.
 
La Dra. Shelly Levy-Tzedek, jefa del Laboratorio de Cognición, Envejecimiento y Rehabilitación en BGU centra su investigación en el uso de robots para la rehabilitación de pacientes que necesitan ejercitarse en casa debido a la escasez de terapeutas de rehabilitación.

Como la mayoría no practica lo suficiente (o nada en su casa), robot pueden animarlos a practicar y seguir progresando.
 
“En el futuro, los seres humanos pueden confiar cada vez más en la asistencia robótica para las tareas diarias y nuestra investigación muestra que el tipo de movimientos que hace el robot cuando interactúa con los humanos hace una diferencia en la satisfacción de la persona con la interacción”

“La gente siente que si los robots no se mueven como esperan, les resulta inquietante y los utilizarán con menos frecuencia”.
 
En el estudio, 22 participantes de edad universitaria jugaron un juego con un brazo robótico, donde una persona y un robot se turnaban siguiendo los patrones de movimientos de la articulación del otro.

Cuando el brazo robótico estaba liderando, realizaba movimientos que eran; grotescos, como mover una pelota; o suaves, como trazar un círculo.
 
El estudio arrojó tres conclusiones principales.

Primero, el movimiento robótico prepara el movimiento humano. Es decir, la persona tiende a imitar los movimientos del robot.

“Este es un aspecto muy importante a considerar, por ejemplo, cuando se diseña una enfermera robótica para asistir a un cirujano en el quirófano”, dice Levy-Tzedek. “No querrás que una enfermera robótica haga movimientos robóticos grotescos que afectarán la forma en que el cirujano mueve las manos durante una operación”.
 
Segundo, no hubo una clara preferencia por liderar o seguir al robot. La mitad del grupo prefería liderar el movimiento de la articulación humano-robot mientras que la otra mitad prefería seguirlo.
 
Según Levy-Tzedek, “este hallazgo resalta la importancia de desarrollar interacciones persona-robot personalizadas. Así como el campo de la medicina se está moviendo hacia la medicina personalizada para cada paciente, el campo de la robótica necesita personalizar el patrón de interacción de forma diferente para cada usuario”.
 
Tercero, los participantes del estudio prefirieron movimientos suaves y familiares, que se asemejan a los movimientos humanos, sobre movimientos “robóticos” o no conocidos cuando el robot dirigía la interacción.
 
Por lo tanto, “determinar los elementos en la interacción que hacen que los usuarios estén más motivados para continuar es importante en el diseño de futuros robots que interactúen con los humanos a diario”, dice Levy-Tzedek.
 

 
 

Suscribete gratis a latamisrael.com para recibir mas novedades como esta!

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus

 

Dejanos tu comentario:

antidepresivos

Predicen respuesta humana a los antidepresivos.

artes marciales

Las artes marciales pueden reducir la agresividad en los jóvenes.