in ,

Investigadores de Israel purifican aguas contaminadas con formaldehído.

aguas contaminadas

Créditos de las imagenes: technion press room.

Investigadores de Israel han desarrollado una tecnología innovadora para purificar las aguas residuales contaminadas con formaldehído.

Las aguas residuales tóxicas se producen principalmente en procesos de fabricación de adhesivos, pero también en las industrias de la madera, el papel y la industria textil.

El formaldehído, cuya fórmula química es CH2O, es una sustancia cancerígena que puede penetrar en nuestro cuerpo a través de la respiración, la alimentación y la bebida. Se considera uno de los contaminantes interiores más problemáticos.

Es un compuesto químico, más específicamente un aldehído (el más simple de ellos) altamente volátil y muy inflamable. Se obtiene por oxidación catalítica del alcohol metílico. En condiciones normales de presión y temperatura es un gas incoloro, de un olor penetrante, muy soluble en agua. Las disoluciones acuosas al 40% se conocen con el nombre de formol, que es un líquido incoloro de olor penetrante y sofocante.

La eliminación del formaldehído del agua es esencial para evitar la contaminación del agua subterránea y el suelo.

Investigadores de Israel han desarrollado una tecnología innovadora para purificar aguas contaminadas con formaldehído.

La investigación fue dirigida por el Dr. Adi Radian y Ph.D. Yael Zvulunov, colaboraron la profesora Ayelet Fishman y el Dr. Zohar Ben-Barak Zelas.

Los hallazgos del equipo fueron publicados recientemente en el Chemical Engineering Journal.

El estudio aborda la remediación aguas contaminadas con formaldehído. con formaldehído de procesos industriales. El formaldehído se usa en la producción de pegamento y, por lo tanto, es muy común en las industrias de madera, papel y textiles, donde se acumula en el agua utilizada para la producción.

La descarga de estas aguas residuales en el medio ambiente está, por supuesto, prohibida, por lo que se realizan grandes esfuerzos para eliminarlas de manera segura.

Dado que sacarlo del agua es muy costoso, algunas compañías simplemente mantienen las aguas contaminadas con en barriles, esperando el día en que se descubra una solución satisfactoria.

Purifican aguas contaminadas.

 

 

El desarrollo del equipo de investigación se basa en la arcilla montmorillonita, un mineral natural caracterizado por una superficie muy grande.

Un gramo de esta arcilla tiene una superficie de unos 760 metros cuadrados.

Esta característica le da a la arcilla una capacidad de adsorción rara. La patente desarrollada por el Technion de Israel se basa en el procesamiento de la arcilla de una manera que aumenta la adsorción de formaldehído.

El otro componente principal en la nueva tecnología es una bacteria que degrada el formaldehído.

Dichas bacterias han evolucionado en el Negev después de muchos años de uso de formaldehído para la desinfección del suelo.

Este uso ha llevado al desarrollo de bacterias resistentes al formaldehído, que pueden descomponer el compuesto peligroso. Para resolver el problema de la resiliencia, los agricultores del Negev fueron asistidos por la profesora Ayelet Fishman, quien aprovechó la bacteria en cuestión para el presente estudio.

Irónicamente, la resistencia que perjudicaba a los agricultores ayudó al desarrollo de una nueva tecnología israelí.

Sin embargo, los investigadores tuvieron que superar un difícil problema técnico. La gran cantidad de formaldehído en las aguas residuales industriales mata a las bacterias de inmediato. Por lo tanto, se necesitaba un sistema protector para que las bacterias sobrevivieran y descompongan el material peligroso.

El material desarrollado por los investigadores del Technion se basa en arcilla de montmorillonita que se ha modificado utilizando un polímero que cambió la carga negativa general a positiva.

Con esta modificación, la arcilla adsorbe el formaldehído y reduce su concentración. Las bacterias que descomponen la sustancia están unidas previamente al material.

Después de cada ciclo de descomposición de formaldehído, el material se limpia para otra ronda. Según el Dr. Radian, el desarrollo también puede ser relevante para otros usos, como la absorción y degradación de pesticidas que amenazan con contaminar las aguas subterráneas.

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.
 

Un comentario

Contestar comentario

Dejanos tu comentario: