in

Nuevo sensor biológico detecta enfermedades ocultas en las papas.

enfermedades ocultas en las papas

Créditos de las imagenes: Hebrew University.

Un nuevo sensor biológico detecta enfermedades ocultas en las papas y puede ayudar a prevenir la crisis alimentaria mundial que se avecina.

A pesar de los avances en el aumento en la producción de alimentos, la mitad de todos los alimentos cosechados en el mundo se pierden debido a la pudrición. Esta es causada por microorganismos.

Las plantas emiten varios compuestos orgánicos volátiles en el entorno que las rodea, que pueden monitorearse para la detección temprana de enfermedades de las plantas y prevenir la pérdida de alimentos.

Un nuevo estudio de Israelí detalla el éxito de un sensor biológico para la detección temprana de enfermedades ocultas en tubérculos de papa, una de las principales industrias de exportación de Israel con 700.000 toneladas al año. año.

Agricultores israelíes importan papas europeas para plantar en Israel.

Sin embargo, un cierto porcentaje de ellos portan enfermedades en su interior, ya sea de manera visible o invisible, y causan pudrición y reducen significativamente la calidad de la papa.

Los investigadores han desarrollado un sensor que detecta enfermedades y puede usarse para inhibir el crecimiento y la propagación de la podredumbre.

Su estudio, publicado en la próxima edición de Talanta, fue realizado por la Dra. Dorin Harpaz y su estudiante de doctorado Boris Veltman.

El sensor se basa en bioingeniería y óptica inteligentes.

Cuando el sensor se expone a una patata infectada, se enciende un compuesto bacteriano en su interior, y la intensidad de la luminiscencia indica la concentración y composición de la podredumbre.

“La intensidad de la luz que emite el panel bacteriano permite analizar de forma rápida y cuantificable las características de la enfermedad, que el sensor puede ‘olfatear’, antes de la aparición de síntomas visibles”, explica Eltzov.

“El biosensor que desarrollamos ayudará a identificar papas enfermas que aún no tienen indicaciones externas y las mantendrá alejadas de los tubérculos sanos, evitando así que la podredumbre se desarrolle o se propague a otras plantas sanas”, agregó Harpaz.

Para formar el panel de bacterias, el equipo creó un compuesto de cuatro bacterias modificadas genéticamente que miden la toxicidad biológica.

Detectar la toxicidad

En este estudio, el sensor biológico detectó la enfermedad antes de que hubiera rastros visibles y provocó que el sensor óptico brillara el doble que los sensores en papas no infectadas.

Sus capacidades también se demostraron en un estudio anterior que utilizó los sensores para detectar la toxicidad entre los edulcorantes artificiales en los suplementos deportivos.

Según los investigadores, el descubrimiento temprano de enfermedades, antes de que las papas se exporten a mercados extranjeros o se vuelvan a sembrar, ofrece una ventaja significativa para los productores de alimentos.

“El sensor biológico se puede utilizar para identificar rápida y económicamente la podredumbre oculta en las papas, facilitar una mejor gestión posterior a la cosecha y reducir el desperdicio de alimentos, lo que es particularmente importante dada la actual crisis alimentaria mundial”, concluyó Harpaz.

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.

Dejanos tu comentario: