in

Otro avance en la lucha contra la diabetes tipo 1. Prometedora técnica de trasplante de células beta.

diabetes tipo 1

Créditos de las imagenes: cco.

Hoy les contamos sobre otro avance en la lucha contra la diabetes tipo 1.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunológico destruye las células Beta. Esto es debido a que su transportador específico de Zinc, ZNT8, actúa como diana de los Linfocitos T.

Sin las células beta, el páncreas no puede producir insulina lo cual causa un incremento en los niveles de glucosa.

Luego las consecuencias a corto y largo plazo que ocasiona la diabetes de este tipo.

Las células beta son un tipo de célula del páncreas localizadas en los islotes de Langerhans.

Sintetizan y segregan la insulina, una hormona que controla los niveles de glucosa en la sangre.

Las células beta fabrican insulina en etapas.

La primera etapa es la producción de la proinsulina.

La proinsulina es una molécula formada por una cadena proteínica de 81 aminoácidos, que es precursora de la insulina.

Las células Beta del páncreas procesan la proinsulina convirtiéndola en insulina por la sustracción enzimática del péptido C.

Esta es una estructura de 30 aminoácidos que conecta las cadenas A y B (de 21 y 30 aminoácidos, respectivamente).

Investigadores israelíes creen haber encontrado una forma de aumentar la supervivencia y la eficacia de las células pancreáticas.

Estas son las productoras de insulina trasplantadas en ratones diabéticos.

La técnica fue desarrollada por científicos del Technion y la Universidad Ben-Gurion.

La idea es rodear a las células beta trasplantadas con un entramado tridimensional de vasos sanguíneos llamados “ingeniería de tejidos”.

En experimentos de laboratorio, las células trasplantadas duran tres veces más que las células trasplantadas sin el apoyo de los vasos sanguíneos.

La revista médica Plus One, informo que ratones diabéticos con las células trasplantadas habían reducido sus niveles de azúcar en la sangre.

Los científicos utilizaron un material plástico poroso para construir las celosías. Luego colocaron tres tipos diferentes de células “semilla” dentro de ellas.

Las células semillas incluyen tejidos de ratón, células humanas, y células de vasos sanguíneos a partir de células umbilicales.

Las células crecieron a lo largo de la celosía, creando una barrera protectora rica en sangre alrededor de los tejidos pancreáticos trasplantados.

Curiosamente, el entramado de vasos sanguíneos envolvente no se conecta directamente a los tejidos trasplantados.

Estos tejidos también proporcionan un suministro de sangre real.

Sin embargo, los protege contra fallas en el proceso de trasplante al segregar hormonas de crecimiento.

La creación canales de comunicación de célula a célula que mejora la supervivencia de las células trasplantadas.

El trasplante de tejidos es uno de los enfoques más radicales en el tratamiento de la diabetes tipo 1.

Se intenta recrear el medio por el cual los pacientes pueden empezar a producir su propia insulina.

Hasta la fecha, sin embargo, el problema es la falta de donantes y la eventual muerte casi inevitable de las células trasplantadas.

La investigadora principal, profesora del Technion Shulamit Levenberg, dijo que si bien el procedimiento que ella y su equipo desarrollaron aún está lejos de las pruebas en seres humanos, están planeando utilizar tejidos humanos en futuros experimentos.

 
 

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus

 

3 Comments

Leave a Reply

Dejanos tu comentario:

Nano tecnología Israelí

Nano tecnología Israelí lleva agua agro-potable a Africa.

ADN y las proteínas

Un nuevo método automatizado de mapeo de las interacciones entre el ADN y las proteínas.