in

Suplemento alimenticio natural puede aliviar la ansiedad.

ansiedad

Un complemento alimenticio natural reduce la ansiedad (en ratones por ahora), según un nuevo estudio realizado en Israel. Se descubrió que la sustancia de origen vegetal, beta-sitosterol, produce este efecto tanto por sí sola como en combinación sinérgica con un antidepresivo conocido con el nombre comercial Prozac.

Si estos hallazgos, publicados hoy en Cell Reports Medicine, se confirman en ensayos clínicos, podrían señalar el camino hacia el uso de beta-sitosterol como tratamiento para aliviar la ansiedad en humanos.

La ansiedad no siempre es mala.

De hecho, en términos evolutivos, sentir ansiedad por las amenazas potenciales es fundamental para la supervivencia porque nos ayuda a montar una respuesta adecuada.

Esa es precisamente la razón por la que desarrollar medicamentos contra la ansiedad es tan desafiante.

Los circuitos de ansiedad en el cerebro están estrechamente relacionados con los responsables de la memoria, la conciencia y otras funciones vitales para manejar el peligro. Es por esto que los científicos están buscando compuestos que puedan suprimir selectivamente la ansiedad sin causar efectos secundarios no deseados.

El punto de partida del presente estudio fue una investigación realizada hace varios años en el laboratorio del profesor Mike Fainzilber.

El Dr. Nicolas Panayotis y otros miembros del laboratorio estudiaron las funciones de las proteínas que transportan cargas al núcleo de las células nerviosas y descubrieron que en situaciones estresantes, los ratones que carecen de una proteína transportadora conocida como importina alfa-cinco mostraron menos ansiedad que los ratones de control.

Luego, los investigadores comprobaron en qué se diferenciaban estos ratones “más tranquilos” de los normales en términos de expresión genética, e identificaron una firma genética de su “calma”: unos 120 genes con un patrón de expresión característico en el hipocampo, una de las regiones del cerebro. que regulan la ansiedad.

En el nuevo estudio, buscaron en una base de datos genómica internacional medicamentos u otros compuestos existentes que pudieran imitar la misma firma de expresión génica.

Identificaron cinco candidatos y probaron sus efectos sobre el comportamiento en ratones.

Así fue como los investigadores se concentraron en el beta-sitosterol, una sustancia vegetal que se vende como suplemento dietético destinado principalmente a reducir los niveles de colesterol.

En una serie de experimentos de comportamiento, los ratones que recibieron beta-sitosterol mostraron mucha menos ansiedad que los controles.

Eran, por ejemplo, menos temerosos que los controles cuando se colocaban en un recinto iluminado, atreviéndose a caminar hacia su centro brillantemente iluminado, mientras que los ratones normales tenían cuidado de permanecer en la periferia más oscura, evitando el estrés de la luz brillante.

Además, los ratones que recibieron beta-sitosterol no mostraron ninguno de los efectos secundarios que podrían esperarse de los medicamentos contra la ansiedad.

A continuación, los investigadores probaron los efectos del beta-sitosterol en ratones cuando se administra en combinación con fluoxetina, un fármaco que pertenece a la clase de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS, y que se vende bajo la marca Prozac.

La combinación tuvo un efecto sinérgico: tanto el beta-sitosterol como la fluoxetina redujeron la ansiedad de los ratones en dosis más bajas cuando se administraron juntas, en comparación con las dosis necesarias para producir el mismo efecto cuando se administraron por separado.

“Uno de los principales problemas con los medicamentos contra la ansiedad existentes es que producen efectos secundarios, por lo que si el beta-sitosterol podría ayudar a reducir la dosis de dichos medicamentos, también podría reducir los efectos secundarios no deseados”, dice Panayotis.

Una gran ventaja del beta-sitosterol es que está presente de forma natural en una variedad de plantas comestibles y se cree que es seguro, ya que se ha comercializado durante años como nutracéutico.

Se encuentra en concentraciones particularmente grandes en aguacates, pero también en pistachos, almendras y otras nueces, en el aceite de canola, en varios granos y cereales y más.

Sin embargo, esto no significa que comer aguacate pueda inducir un efecto calmante, ya que no contiene suficiente beta-sitosterol.

“Necesitarías comer aguacates día y noche para obtener la dosis correcta, y sería más probable que desarrolle problemas digestivos que aliviar su ansiedad”, dice Panayotis.

Aún no se ha revelado el mecanismo preciso del efecto del beta-sitosterol sobre la ansiedad, pero los científicos encontraron que la expresión de varios genes que se sabe que se activan en situaciones estresantes se redujo en los ratones que recibieron el suplemento.

También encontraron que estos ratones tenían cambios en los niveles de ciertos metabolitos y neurotransmisores en áreas del cerebro involucradas en la ansiedad.

Dado que el estudio se centró en las regiones del cerebro y las vías neuronales que participan en la regulación de la ansiedad tanto en ratones como en humanos, es probable que los hallazgos se apliquen también a los humanos.

Sin embargo, esto requerirá más pruebas clínicas.

Como señala Fainzilber: “existe la necesidad de un ensayo clínico para probar el uso de beta-sitosterol para reducir la ansiedad en humanos. Hasta entonces, recomendamos que las personas consulten a sus médicos antes de tomar el suplemento para este propósito “.

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.

Comments

Dejanos tu comentario:

Loading…

0