in

Transformar la mitad de los residuos del área metropolitana de Tel Aviv en combustible verde.

residuos

Créditos de las imagenes: cco.

Autoridades pusieron la primera piedra para una planta de generación de combustibles derivados de residuos (RDF o CSR) que eventualmente transformar la mitad de la basura de la región de Dan en energía utilizable.

Gush Dan comprende la zona metropolitana de Tel Aviv, extendida a las ciudades vecinas.

El combustible sSólido rRecuperado (CSR) es un combustible preparado a partir de residuos no peligrosos para su valorización energética.

Se hace en plantas de incineración y coincineración (hornos industriales, centrales térmicas, plantas de cogeneración, etc.)

La fabricación de CSR implica la aplicación de tecnologías que varían dependiendo del residuo utilizado y de la calidad final requerida.

Permiten adecuar el material residual, obteniéndose un combustible de calidad que cumple con las especificaciones marcadas por el usuario final.

En países como Alemania, Finlandia e Italia el mercado del CSR está plenamente implantado, demostrando la viabilidad técnica y económica de su producción y uso.

A escala global en Europa se produjeron en el año 2007 más de 8 millones de toneladas de CSR.

“Este es un proyecto que se va a generar toda una revolución en el tratamiento de residuos en la zona de Dan y de la totalidad de Israel”, dijo el jefe de la región de Tel Aviv en el Ministerio del Interior.

Con el objetivo de aportar soluciones al problema de los residuos en Israel, la planta de combustible derivados de residuos ( RDF ) llevará a diario 1.500 toneladas de residuos de alto poder calorífico.

Se trata de residuos tales como madera, plástico , textiles , cartón y papel para transformarlos en combustible utilizable a través de un proceso de combustión en seco conocido como RDF.

Esta cantidad es equivalente a la mitad de la producción diaria de residuos de la región de Dan.

Mientras que la región de Gush Dan genera más de 1 millón de toneladas de residuos al año, las enormes cantidades de basura que están en proceso RDF serán capaces de generar energía verde a través de un método que no emite contaminantes o toxinas, dijeron los líderes del proyecto.

Con un costo de 400 millones de NIS (USD 120 millones), la planta es un proyecto tripartito de Hiriya Recycling Park, Veolia Environment y Nesher Israel Cement Enterprises.

El establecimiento de la instalación RDF encarna “el espíritu de tiempos en que el Estado ha izado la bandera del medio ambiente.

El proyecto une a fuerzas privadas y sectores gubernamentales y produce otro motor económico”.

La nueva planta abarca 21.000 metros cuadrados de terreno en el Reciclaje Hiriya Park y estará en funcionamiento durante 20 años.

En total, la planta RDF recibirá 540.000 toneladas de basura al año, por lo que es la planta más grande de RDF todo el Medio Oriente.

Es por tanto una de las mayores instalaciones de este tipo en el mundo, de acuerdo con Violía .

El uso de RDF es bastante común en las plantas de cemento, debido al hecho de que los hornos de cemento degradan completamente todos los materiales orgánicos que quedan en el material.

“Tenemos un planeta, tenemos recursos limitados y todos somos responsables de su gestión de forma adecuada. Estamos siguiendo los pasos de muchas otras fábricas y comunidades que han entendido el valor inherente en RDF. ”

Nesher va a recibir 160.000 toneladas de RDF al año, lo que constituye aproximadamente el 15 por ciento del consumo de combustible en las fábricas de cemento de la compañía.

 
Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Comments

Loading…

0