in

Un atlas genético humano abre nuevas vías para estudiar el cáncer y los trastornos genéticos.

atlas genético

Créditos de las imagenes: CCO.

Científicos de Israel generan un atlas del genoma humano utilizando células madre. El atlas genético humano abre nuevas vías para estudiar el cáncer y los trastornos genéticos.

Científicos de Israel han generado un atlas genético humano utilizando una tecnología de edición de genes de última generación y células madre de embriones humanos, iluminando los roles que nuestros genes juegan en la salud y enfermedad.

Los científicos informaron sus hallazgos en la revista Nature Cell Biology.

Las células madre embrionarias son un recurso único, ya que pueden convertirse en cualquier célula adulta en nuestros cuerpos.

Su naturaleza versátil los coloca en el centro de atención en los campos de la medicina regenerativa, el modelado de enfermedades y el descubrimiento de fármacos.

Paralelamente al descubrimiento de las células madre de embriones humanos, se completó otro hito en la biología con la secuenciación del genoma humano.

Asi se logra la identificación del conjunto completo de genes responsables de nuestra identidad genética.

Este hallazgo ha llevado a un nuevo desafío para comprender la función de los genes en el genoma humano.

Ahora, el nuevo estudio realizado por científicos israelies proporciona una herramienta novedosa para mapear la función de todos los genes humanos.

Para esto utiliza células madre embrionarias.

Los investigadores analizaron virtualmente todos los genes humanos en el genoma humano mediante la generación de más de 180,000 mutaciones distintas.

Para producir una gama tan amplia de mutaciones, combinaron una sofisticada tecnología de edición de genes (cribado CRISPR-Cas9) con un nuevo tipo de células madre embrionarias que fue aislado recientemente por el mismo grupo de investigación.

Este nuevo tipo de células madre alberga solo una copia del genoma humano, en lugar de dos copias de la madre y el padre, facilitando la edición de genes gracias a la necesidad de mutar una sola copia para cada gen.

Los investigadores muestran que solo el 9% de todos los genes en el genoma humano son esenciales para el crecimiento y la supervivencia de las células madre embrionarias humanas.

Mientras que el 5% de ellos en realidad limitan el crecimiento de estas células.

También podrían analizar el papel de los genes responsables de todos los trastornos hereditarios en el desarrollo y crecimiento humano temprano.

Además, mostraron cómo los genes causantes de cáncer podrían afectar el crecimiento del embrión humano.

“Este atlas genético permite una nueva visión funcional sobre cómo estudiamos el genoma humano. Proporciona una herramienta que cambiará la manera en que analizamos y tratamos el cáncer y los trastornos genéticos”, dijo el Prof. Nissim Benvenisty, autor principal del estudio.

Otro hallazgo clave del estudio fue la identificación de un pequeño grupo de genes que son únicos y esenciales para la supervivencia de las células madre embrionarias humanas, pero no para otros tipos de células.

Se cree que estos genes mantienen la identidad de las células madre embrionarias y evitan que se vuelvan cancerosas o se conviertan en tipos de células adultas.

“Este estudio crea un nuevo marco para la comprensión de lo que significa ser una célula madre embrionaria a nivel genético”, dijo el Dr. Atilgan Yilmaz.

Mientras más completa sea la imagen que tenemos de la naturaleza de estas células, mayores posibilidades tenemos de tener terapias clínicas exitosas“.

El documento fue publicado en Nature Cell Biology. La investigación fue dirigida por Nissim Benvenisty, Atilgan Yilmaz, y Motti Peretz.

 
 

Suscribete gratis a latamisrael.com para recibir mas novedades como esta!

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus

 

Dejanos tu comentario:

sueño

Es posible aprender durante el sueño mientras uno duerme?

cáncer de mama

Pruebas de aliento y orina detectan con mayor precisión y de forma precoz el cáncer de mama.