in

Un nuevo camino para bloquear el sarcoma de Ewing o cáncer de hueso infantil.

sarcoma

Créditos de las imagenes: public.

El sarcoma de Ewing es un cáncer de hueso que aparece principalmente en adolescentes. Causado por un solo gen defectuoso, una vez que se propaga a órganos distantes es difícil de tratar.

Investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann han descubierto interacciones moleculares subyacentes a los sarcomas de Ewing y propusieron un tratamiento potencial que se mostró prometedor en un estudio en ratones.

Estos hallazgos fueron publicados en Cell Reports.

El Dr. Swati Srivastava, becario postdoctoral en el laboratorio del profesor Yosef Yarden, realizó una investigación junto con colegas que se centraron en los glucocorticoides.

Se trata de receptores de hormonas esteroides. Estos receptores están presentes en prácticamente todas las células humanas, transmitiendo mensajes hormonales relacionados con el estrés, la vigilia y una serie de otras funciones importantes.

Pero a veces los receptores de glucocorticoides estimulan el crecimiento maligno al moverse hacia el núcleo celular, donde interactúan físicamente y se unen con moléculas que activan o desactivan los genes.

Los investigadores querían aprender más sobre el papel de estas interacciones en la malignidad.

Un análisis de interacción de proteínas altamente sensible que puede usarse en células vivas reveló interacciones previamente desconocidas.

Una vez activadas por las hormonas, se descubrió que los receptores de glucocorticoides se unían, dentro del núcleo celular, a factores de transcripción de la familia E-veintiséis (ETS), formando un complejo físico.

Se sabe que uno de los factores de transcripción en la familia ETS impulsa el desarrollo del sarcoma de Ewing.

Su gen se fusiona anormalmente con otro gen, creando un oncogén: un gen que causa cáncer.

Cuando el estudio descubrió este vínculo entre el oncogén del sarcoma de Ewing y los receptores de glucocorticoides, los investigadores se propusieron probar una hipótesis.

La idea era que estos receptores estimulan el crecimiento del sarcoma. De hecho, una serie de estudios aportaron pruebas de que este es realmente el caso.

La unión física entre los receptores de glucocorticoides y la proteína producida por este oncogén aumentó el crecimiento y la migración de las células de sarcoma de Ewing en una placa de laboratorio y dio un impulso aún más fuerte al crecimiento y la propagación del sarcoma en ratones.

Resultados de los estudios y sarcoma de Ewing.

El mayor significado médico de estos hallazgos es que abren la puerta a una nueva opción de tratamiento para el sarcoma de Ewing.

Cuando los investigadores implantaron células humanas de sarcoma de Ewing en ratones, los tumores crecieron mucho más lentamente cuando los ratones fueron tratados con metirapona, un medicamento que está aprobado para tratar la insuficiencia suprarrenal y funciona reduciendo la síntesis de glucocorticoides.

En otros experimentos, también en ratones, el fármaco mifepristona, que bloquea el receptor de glucocorticoides y está aprobado para otras aplicaciones clínicas, previno la metástasis del sarcoma de Ewing a través de una importante ruta de diseminación de células cancerosas: del hueso a los pulmones.

Por el contrario, cuando los investigadores aumentaron la actividad de los receptores de glucocorticoides, los sarcomas crecieron y se propagaron mucho más rápido.

Además, el equipo realizó un análisis genético de muestras tumorales de pacientes con sarcoma de Ewing e identificó siete genes regulados por los receptores de glucocorticoides que se expresaron en niveles superiores a lo normal en pacientes con tumores particularmente letales.

Estos genes podrían servir como una firma genética que permite una selección de pacientes para el tratamiento: aquellos con genes de “firma” regulados al alza son especialmente propensos a beneficiarse del tratamiento dirigido a neutralizar los receptores de glucocorticoides.

Los genes característicos también pueden ayudar a predecir el curso de la enfermedad, ya que su mayor expresión podría indicar un mal pronóstico; La expresión reducida, por otro lado, puede indicar mejores posibilidades de supervivencia.

Si la investigación en pacientes humanos confirma los hallazgos del estudio, ofrecen una nueva esperanza a los jóvenes con esta neoplasia maligna. Especialmente en los casos en que el sarcoma ha hecho metástasis más allá del hueso.

“Nuestros hallazgos proporcionan la base para un enfoque personalizado para el tratamiento del sarcoma de Ewing”, dice el Dr. Srivastava.

El hecho de que el estudio haya utilizado medicamentos que ya han sido aprobados para otros usos debería facilitar la implementación de este enfoque.

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.
 

Dejanos tu comentario: