Duplicar el tamaño de tu auto con el Chimigag otro maravilloso invento israelí.

chimigag

Lo que comenzó como el problema de una pareja con flamantes mellizos, y sus nuevos carritos dobles de bebes, se convirtió en un increíble producto que nos permite duplicar o triplicar el tamaño de nuestro automóvil. Lo probamos, nos encantó, y hoy se los mostramos.

La historia que comienza hace más de 10 años, cuando una pareja tuvo a sus mellizos, con ellos llego un coche de bebe doble, y con esto un problema para moverse en el auto de la familia donde o bien esto no entraba o bien no dejaba lugar ni para los pañales.

Las tradicionales barras de techo porta equipajes, no ofrecían solución alguna porque además de lo molestas y aparatosas que son, y los ruidos que causan, no ofrecen protección alguna a lo que llevamos encima, ni contra el sol ni contra la lluvia.

Por suerte para ellos, (y para nosotros) comentaros este asunto con Iosi, un Ingeniero mecánico/industrial, que luego de darle varia vueltas al asunto, y solucionar varios problemas de carácter mecánico y otros relacionados a seguridad vial, creo lo que hoy es el Chimigag.

Chimigag es un porta equipajes hecho de una lona especial que gracias a varias patentes e inventos se adhiere al techo de cualquier vehículo en pocos segundos, permitiendo cargar entre 400 a 800 litros adicionales a la capacidad tu automóvil.

En términos prácticos esto significa duplicar o triplicar el espacio disponible para cargar cosas en tu auto. Es liviano, plegable, y se ajusta al techo del auto como por arte de magia ya sea que se trate de un vehículo comercial, privado, pequeño o grande.

Su montaje es muy sencillo y la primera vez que lo intentamos nos llevó menos de 5 minutos.

 
chimigag
 

Como de costumbre en la sección de productos que probamos, (Products Review), les contamos solo sobre productos que hemos probado, y para ello nos llevamos el Chimigag, (en nuestro caso 550 litros) a un viaje de unos 600 kilometros.

La instalación como decíamos antes nos llevó 5 minutos, cargar las cosas fue muy sencillo, y cerrar el cierre protegido por cubiertas ajustadas con fuertes velcros, es fácil también, ya que al ser de lona, ofrece la flexibilidad necesaria para amoldarse a los bultos que pusimos.

El Chimigag además tiene en su parte exterior elementos que permiten sujetar otras cosas encima, como ser una tabla de surf, una mesa para camping, etc.

La base esta reforzada con un material que impide cualquier golpe o marca sobre el techo del auto. Las costuras están plastificadas para evitar que entre agua si llueve, y los sistemas de correas están diseñados para maximizar la aerodinámica del Chimigag, y un novedoso sistema permite ajustarlo al auto sin interferir en absoluto con los airbags del automóvil.

Seguro que le daremos más uso a este increíble invento, y podemos contarles que en 600 km de rutas, lo que pusimos arriba del auto no se movió ni un centímetro de su lugar. Al principio fuimos más cautelosos al conducir, teniendo en cuenta que teníamos un bulto en el techo pero si bien conviene siempre ser cauteloso, no sentimos realmente algo diferente en el auto.

 
chimigag
 

No sentimos ruidos molestos que habíamos experimentado con barras metálicas en otras oportunidades, y nos paró gente en la ruta para preguntarnos donde podía hacerse de este producto.

Otra ventaja importante frente a los sistemas de equipaje de techo rígidos, es que estos últimos representan un constante aumento del consumo de combustible (15%) , generado por la resistencia al viento que representan, mientras que esta solución puede permanecer fija (o no) al automóvil, sin crear ninguna efecto de este tipo cuando esta vacío o con menos carga.

El Chimigag se vende hoy en día solo en Israel y nueva Zelandia, pero es posible que pronto les contemos alguna novedad sobre su llegada a Europa y América Latina.

Chimigag para viajeros.

 

Algo interesante que nos contó el fabricante, es que hay mucha gente que está comprando el Chimigag para llevarlo de viaje. En general familias que viajan y alquilan autos en destino, han visto que esta puede ser la gran solución al enorme problema de recibir un automóvil en el aeropuerto, y no tener lugar para el voluminoso equipaje que traen.

A tal punto esto que parece que hay quienes ya están armando un negocio para alquilar el Chimigag a viajeros, armándose de varios y alquilándolos a gente que viaja. El hecho de ser de lona, plegable y liviano permite incluir al Chimigag en el equipaje de viaje con una relación costo beneficio muy importante.

 
app 300

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus