in

Congelar huevos de mosca para el futuro.

huevos de mosca

Créditos de las imagenes: cco.

El interés en los insectos comestibles ha crecido en los últimos años. Vienequedado claro que el uso actual del 80% de las tierras agrícolas del mundo para alimentar animales es insostenible.

Las moscas soldado negra se consideran excelentes candidatas para fuentes alternativas de proteínas porque no muerden ni transmiten enfermedades. Sus larvas crecen rápidamente a miles de veces su tamaño original, todas en desechos orgánicos como cáscaras de cítricos o carne podrida.

Una vez que crecen, se pueden moler en harina para hacer un aditivo nutritivo para la alimentación de los animales.

Las moscas están repletas de proteínas y grasas nutritivas; y crecen rápidamente alimentadas con residuos orgánicos.

Una mosca en particular, la mosca soldado negra (Hermitia illucens), podría proporcionar una fuente alternativa y sostenible de proteína en la alimentación animal.

Empresas de todo el mundo están estudiando esta posibilidad.

Ahora una nueva empresa fundada por tres recién graduados del Instituto Weizmann quiere avanzar en la industria de insectos comestibles. Su idea es congelar los huevos de estas moscas. De este modo los productores puedan planificar y controlar su producción.

Los doctores Yuval Gilad, Idan Alyagor y Yoav Politi llamaron FREEZEM a su empresa. Como su nombre indica, están desarrollando una forma de congelar criogénicamente huevos de la mosca para que sigan siendo viables.

Tecnología para congelar huevos de mosca

La tecnología para congelar huevos de mosca, dicen, es diferente a la utilizada para congelar óvulos o bacterias humanas. Ellos son los primeros en ofrecer este desarrollo.

La idea de congelar huevos es dividir en dos el ciclo de vida de la mosca: Por un lado, la etapa reproductora, de puesta de huevos y, por otro, las larvas en crecimiento.

Esto permitiría a los productores concentrarse en las cantidades, condiciones y plazo correctos para producir la mayor cantidad de insectos.

“Así como los agricultores modernos compran semillas, los productores de insectos comestibles comprarán huevos congelados, los descongelarán y harán crecer las larvas”, dijo Gilad.

El mercado mundial de insectos comestibles ya se estima en 100 millones de dólares, pero el comercio de alimentos para animales tiene un valor de alrededor de 400 mil millones.

Eso significa que el mercado potencial para dichas fuentes de proteínas alternativas sostenibles como la harina de insectos es enorme. Los tres fundadores de FREEZEM esperan que su tecnología sea el impulso necesario para que las moscas en crecimiento sean eficientes, rentables y competitivas en este mercado.

La empresa se concibió en WISe, el club de emprendimiento para estudiantes del Instituto Weizmann. Gilad y Politi han sido amigos desde la guardería y conocieron a Alyagor a través del club.

Recientemente firmaron un acuerdo con el brazo de transferencia de tecnología del Instituto Weizmann, quien también ha invertido en FREEZEM.

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Dejanos tu comentario:

tren ligero de Jerusalem

El tren ligero de Jerusalem. (Video de Domingo)

teléfono inteligente

Israelíes logran que el teléfono inteligente reconozca a su dueño en tan solo 14 segundos.