in

Convertir el azúcar en Diesel. Chaim Weizmann 100 años atrás.

Weizmann

Créditos de las imagenes: Library of Congress / Wikipedia.

Resucitar una tecnologia del pasado para innovar el presente.

Un proceso de fermentación largamente abandonado, que una vez fuera utilizado para convertir el almidón en explosivos, se pueden utilizar para producir combustible diesel renovable.

De esta forma sustituir a los combustibles fósiles que se utilizan en el transporte.

Químicos e ingenieros químicos en la Universidad de Berkeley se unieron para producir combustible diesel a partir de la fermentación bacteriana.

Chaim Weizmann y la fermentación bacteriana

La fermentación bacteriana fue descubierta hace casi 100 años por el primer presidente de Israel, Chaim Weizmann.

El proceso restructurado produce una mezcla de productos que contienen más energía por galón que el etanol que se utiliza hoy en combustibles para el transporte.

Por tanto podría ser comercializado en 5 o 10 años.

El costo del combustible es aún mayor que el diesel o la gasolina a partir de combustibles fósiles.

Pero los científicos dijeron que el proceso es capaz de reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte.

Este es uno de los principales contribuyentes al cambio climático global.

“Estoy realmente entusiasmado. Esta es una manera fundamentalmente diferente de manipular materias primas.

Pensamos en azúcar o almidón”, dijo Dean Toste, co- autor del informe publicado en la revista Nature.

El trabajo de Toste, Harvey Blanch y Douglas Clark, fue apoyado por el Instituto de Energía Biosciences.

Se trata de una colaboración entre la Universidad de Berkeley, Lawrence Berkeley National Laboratory y la Universidad de Illinois.

El proceso de Chaim Weizmann emplea la bacteria clostridium acetobutylicum para fermentar los azúcares en acetona, butanol y etanol.

Blanch y Clark desarrollaron una manera de extraer la acetona y el butanol a partir de la mezcla de fermentación. Logranado dejar la mayor parte del etanol detrás.

Toste desarrollo un catalizador que convierte esta mezcla en otra mezcla de hidrocarburos.

El resultado se asemeja a la combinación de hidrocarburos en el combustible diesel.

Las pruebas mostraron que la combustión fue tan buena casi tan bien como el diesel a base de petróleo.

“Se ve muy compatible con diesel”, dijo Blanch.

El proceso es lo suficientemente versátil como para utilizar una amplia gama de materias primas renovables.

Se piensa en de azúcar de maíz (glucosa) y caña de azúcar (sacarosa) con el almidón.

Ademas se puede trabajar con materias primas no alimentarias, como la hierba, los árboles o los residuos campo en los procesos celulósicos.

“Se puede ajustar el tamaño de los hidrocarburos sobre la base de las condiciones de reacción para producir hidrocarburos más ligeros, o hidrocarburos de cadena más larga en diesel, o los hidrocarburos de cadena ramificada en el combustible para aviones,” dijo Toste.

Chaim Weizmann 100 años atrás

El proceso de fermentación, denominado ABE para las tres sustancias químicas producidas, fue descubierto por Chaim Weizmann.

El descubrimiento data de alrededor del inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914.

Esto permitió a Gran Bretaña producir acetona, que era necesaria para la fabricación de la pólvora, que se utiliza en ese momento como un propulsor militar.

El aumento del costo y disponibilidad disminuida de petróleo pronto hizo que el proceso fuera económicamente no competitivo.

A pesar de esto, se utilizó de nuevo durante la Segunda Guerra Mundial.

La última fábrica de EE.UU. usando el proceso para producir acetona y butanol se cerró en 1965.

Sin embargo, Blanch propone que el proceso es muy eficiente.

Esto lo llevó a él y a su laboratorio a investigar maneras de separar los productos de fermentación que utilizan menos energía que el método común de destilación.

Clark señaló que el diesel producido a través de este proceso inicialmente podría abastecer nichos de mercado.

Un ejemplo serian los usos militares.

Pero las normas de combustibles renovables en estados como California eventualmente harán que el diesel biológico sea económicamente viable.

Esto es especialmente interesante para camiones, trenes y otros vehículos que necesitan gran potencia.

Chaim Weizmann: vida y obra.

Chaim Weizmann fue un importante químico, dirigente sionista británico de origen bielorruso y el primer presidente del Estado de Israel.

Nació el 27 de noviembre de 1874 y falleció el 9 de noviembre de 1952.

Weizmann nació en la aldea de Motol, cerca de Pinsk, en la actual Bielorrusia y entonces dentro de las fronteras del Imperio ruso en 1874, en el seno de una familia judía acomodada.

Estudió química en la Universidad de Friburgo (Suiza), licenciándose en 1899.

Se doctoró en la Universidad de Ginebra (1901-1903).

En 1904 entró a trabajar como investigador en el Departamento de Química Orgánica de la Universidad Victoria de Manchester (Inglaterra).

En 1910 obtuvo la ciudadanía británica.

Entre 1916 y 1919, durante la Primera Guerra Mundial, desempeñó el cargo de director de los laboratorios del almirantazgo británico.

Se hizo famoso porque logró obtener acetona, un disolvente cuya carencia amenazaba la producción de cordita (explosivo utilizado por los cañones de la Armada), a través de la fermentación de la bacteria Clostridium acetobutylicum, conocida después en su honor como organismo Weizmann.

Chaim Weizmann fue el primero en determinar cómo utilizar la fermentación bacteriana en la producción de diversas sustancias y es considerado el padre de la fermentación industrial.

A pesar de su intensa actividad política, Weizmann no abandonó nunca su trabajo como científico.

En 1918 fue uno de los fundadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem, institución cuyo establecimiento tuvo un doble carácter académico y político.

En 1934 fundó en Rejovot (su lugar de residencia) un instituto científico que más adelante sería conocido como Instituto Científico Weizmann.

Una vez establecido el Estado de Israel, Weizmann fue nombrado presidente del Estado.

En febrero de 1949, un mes después de las primeras elecciones generales, fue elegido primer presidente del nuevo Estado en una sesión especial de la Knéset.

El papel que se le reservaba en su nuevo cargo era más bien ceremonial, a pesar de lo cual Weizmann siguió desplegando su diplomacia.

En abril visitó Estados Unidos, donde recaudó la suma récord de 23 millones de dólares en contribuciones para Israel.

Sus relaciones personales con figuras claves en los círculos políticos británicos fueron de suma importancia.

En especial para el reconocimiento de Israel por parte de Gran Bretaña.

En 1950 Weizmann enfermó y debió restringir su actividad.

Fue reelegido en noviembre de 1951 y prestó juramento en su residencia de Rejovot el 25 de noviembre.

Falleció un año más tarde, el 9 de noviembre de 1952 y fue sepultado, conforme a su deseo, en el jardín de su casa. Hoy es parte del campus del Instituto Weizmann.

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

One Comment

Leave a Reply
  1. las maravillas de DIOS son inigualables.,israel es una de ellas, ejemplo para el mundo., larga avida pueblo de israel!!

Dejanos tu comentario:

rata topo

La rata topo resistente al cáncer podría aportar a la cura de la enfermedad.

economía de Israel

La economía de Israel florece. (Video de domingo)