in

Investigadores de Israel muestran como las emociones positivas pueden reducir los tumores cancerosos.

emociones positivas

Créditos de las imagenes: Rami Shlush, Technion Spokesperson.

Investigadores de Israel estimulan la producción de dopamina en el cerebro de ratones.

El resultado muestra como aumenta la respuesta inmune, reduciendo el tamaño de tumores cancerosos.

La activación artificial del sistema de recompensa del cerebro ha llevado a una reducción dramática en el tamaño de los tumores cancerosos en ratones.

Esta es la conclusión de un estudio realizado en el Technion y publicado en la revista Nature Communications.

La investigación fue dirigida por los estudiantes de doctorado Tamar Ben-Shaanan y Maya Schiller.

La capacidad natural del sistema inmune para destruir las células cancerosas se ha vuelto cada vez más clara en los últimos años.

Esto ha llevado al crecimiento de la inmunoterapia.

Emociones positivas e inmunoterapia

La inmunoterapia es un enfoque médico innovador basado en que el sistema inmunitario puede combatir el cáncer de forma efectiva.

Alcanza con darle al sistema inmunitario las herramientas que necesita.

En 2013, los editores de la revista Science llamaron a la inmunoterapia el avance más importante del año.

“Sin embargo la participación de las células inmunitarias en los procesos cancerosos es un arma de doble filo.

Puede pasar que ciertos componentes de estas células favorecen el crecimiento tumoral.

Lo que sucede es que se bloquea la respuesta inmune y se crea un ambiente que es beneficioso para el crecimiento”.

La profesora Rolls ha estado estudiando el efecto del cerebro en el sistema inmune durante varios años.

En un estudio que publicó Nature en 2016, mostró cómo el sistema inmune puede estimularse manipulando el mecanismo de recompensa del cerebro.

El sistema de recompensa del cerebro opera en estados emocionales positivos y en anticipación de lo positivo.

“Activando artificialmente la región, podemos afectar el sistema nervioso y, a su vez, el sistema inmunológico”.

En el mismo artículo, Rolls y sus colegas demostraron que la intervención artificial envía mensajes al sistema nervioso simpático.

De esta forma es que se estimula el sistema inmune.

Emociones positivas mejoran la memoria inmune.

Además, como resultado de la intervención, el sistema inmunitario creó una memoria inmune más fuerte contra las bacterias a las que se había expuesto.

Por lo tanto, funcionará más eficientemente la próxima vez que se exponga a la misma bacteria.

La mayoría de las células inmunes provienen de la médula ósea, el tejido esponjoso que se encuentra en los huesos.

El cerebro se comunica directamente con la médula ósea y puede afectar sus atributos.

El principal avance en este estudio es el éxito de los investigadores en el aprovechamiento del sistema inmune y la prevención del tumor canceroso de hacerse cargo.

El resultado es una contracción dramática del tumor canceroso en respuesta a la activación del sistema de recompensa del cerebro.

Las emociones positivas también cuentan

“La relación entre el estado emocional de una persona y el cáncer se ha demostrado en el pasado. Principalmente en relación con sentimientos negativos como el estrés y la depresión. No se habia realizado un mapa fisiológico del mecanismo”, dijo Rolls.

Varios investigadores, por ejemplo, el profesor David Spiegel de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford mostraron que una mejora en el estado emocional del paciente puede afectar el curso de la enfermedad.

Pero no estaba claro cómo sucedió. Ahora presentamos un modelo fisiológico que puede explicar al menos parte de este efecto “.

Según Hakim, “comprender la influencia del cerebro en el sistema inmune y su capacidad para combatir el cáncer nos permitirá utilizar este mecanismo en los tratamientos médicos.

Diferentes personas reaccionan de manera diferente, y podremos aprovechar este tremendo potencial de curación solo si adquirimos un conocimiento profundo de los mecanismos”.

Los autores señalaron que el estudio es pre clínico y que probaron solo dos modelos de cáncer melanoma y cáncer de pulmón.

Ademas solo se estudiaron dos aspectos del desarrollo: volumen y peso del tumor.

Sin embargo, este avance permitirá a los médicos darse cuenta del papel fisiológico que puede desempeñar el estado mental de los pacientes.

De este modo ayudar a combatir el desarrollo de enfermedades malignas.

Activar artificialmente diferentes partes del cerebro, podría afectar al sistema inmunológico. Esto ayudaria a bloquear el desarrollo de tumores cancerosos de manera más efectiva.

Emociones positivas por si solas no curan el cancer.

“Quiero enfatizar lo que nuestros hallazgos no dicen”, dijo Rolls.

“No dicen que sea aplicable para todos los tipos de cáncer y lo más importante es que no se aplica a los humanos en este momento.

Es un tipo de manipulación artificial robusta, diseñada para determinar el potencial del sistema.

En la vida real, lo más probable es que funcione de manera diferente, especialmente porque otros sistemas también están involucrados.

Por ejemplo, el estrés puede contrarrestar estos efectos del sistema de recompensa.

Creo que es crucial que la gente sepa que no se trata de que uno, con solo pensar positivamente vaya a mejorar.

Las personas son muy diferentes en sus reacciones, y hasta que comprendamos completamente cómo funciona esto, solo ofrece un potencial”.

 
 

Te gusta latamisrael.com?

Si respondiste “si” Sumanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus

 

Dejanos tu comentario:

unidades de elite

10 unidades de elite y fuerzas especiales del ejército de Israel. (Segunda parte)

problemas de aprendizaje

Flor de ayuda a niños con problemas de aprendizaje.