in

Universo microscópico que prospera en las entrañas de los humanos.

en las entrañas

Créditos de las imagenes: Dani Machlis/BGU.

La mayor parte del mundo aún desconoce un universo microscópico llamado microbioma que prospera en las entrañas de humanos y animales.

El profesor Itzik Mizrahi, está convencido de que una de las claves para mitigar el cambio climático y promover la seguridad alimentaria radica en diseñar ese microbioma en beneficio de un aire y alimentos más limpios y saludables.

La seguridad alimentaria, la define el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de las Naciones Unidas.

Se pronuncia de modo que todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos que satisfagan sus preferencias alimentarias y necesidades dietéticas para una vida activa y saludable.

Las vacas y el medioambiente:

Los microbiomas de las vacas se pueden modificar para producir menos metano a partir de su flatulencia. El pescado puede volverse más saludable para que sirva de base a la acuicultura para alimentar a los seres humanos.

El profesor Mizrahi es parte de dos proyectos que acaban de ganar importantes subvenciones de la Unión Europea para seguir investigando el microbioma: HoloRuminant y 3D’omics.

Sin embargo, las subvenciones son la mitad de este camino.

La historia comienza hace cinco años con las convicciones del profesor Mizrahi y sus colegas de que los científicos necesitaban comprender y controlar el microbioma. Esto ya que más tarde o temprano, las crisis alimentarias comenzarían a asomar en el horizonte.

“El potencial de investigación esta claro para nosotros. Sin embargo, no fue un campo que recibió una financiación importante de la UE ”, dice el profesor Mizrahi.

Por lo tanto, el profesor Mizrahi se propuso organizarse con sus colegas de todo el mundo para presionar a la UE para que agregue millones de euros en fondos para la investigación del microbioma agrícola.

Hubo contratiempos, y varias convocatorias de propuestas que no este campo. Sin embargo, cinco años después de su salida, la última convocatoria de propuestas de la UE incluyó dos subvenciones multimillonarias para estudiar el microbioma.

“Hay mucho más por hacer, pero me complace que los organismos internacionales de investigación estén reconociendo la importancia de este campo para la salud del planeta”, dice Mizrahi.

Como uno de los beneficiarios de ambas subvenciones, el Prof. Mizrahi seguirá estando a la vanguardia de la investigación, con un ojo en el microscopio, pero el otro en el futuro del medioambiente y la agricultura.

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.

Comments

Dejanos tu comentario:

Loading…

0