Antinflamatorios inteligentes.

antinflamatorios inteligentes

Investigadores Israelies de la Universidad Ben Gurion del Negev (BGU) junto a colegas de Colorado, han desarrollado antinflamatorios inteligentes. Se trata de un fármaco dinámico “inteligente” que se dirige a la inflamación de una manera específica.

Esto podría mejorar la capacidad natural del cuerpo para combatir infecciones y reducir sus efectos secundarios.

La singularidad de esta molécula anti inflamatoria, publicada en el último número de Journal of Immunology, es que contiene una propiedad singular. Cuando se inyecta, es como una droga no activa.

Sin embargo, al llegar a un sitio localizado con una inflamación la droga es activa. La mayoría de los agentes anti-inflamatorios inhiben eficazmente los procesos inflamatorios. Pero lo hacen de manera no específica y en zonas que incluyen sitios de homeostasis necesarios (inflamatoria normal).

“Este desarrollo es importante porque inhibición de la inflamación de una manera no específica. Reduce la capacidad natural para combatir las infecciones y es un efecto secundario común de la terapéutica biológica de anti-inflamatorio” dice el Doctor Peleg Rider del Departamento de Bioquímica Clínica y Farmacología de la Universidad Ben-Gurion.

Cuando se utiliza un agente no específico, cualquier paciente que sufre de una inflamación local, puede estar expuesta a infecciones oportunistas en sitios distantes. Esto puede ser en los pulmones, con riesgos, como la tuberculosis.

Este riesgo es principalmente preocupante para los pacientes inmunodeprimidos, así como pacientes de edad avanzada. También pacientes sometidos a quimioterapia como parte de un curso de tratamiento anti-cáncer.

“La belleza de esta invención reside en el uso de un código biológico natural conocido,” explica Rider. “Hemos imitado un proceso natural que ocurre durante la inflamación.”

La molécula de proteína es en realidad está compuesta por dominios, ambos procedentes de la potente familia citoquina inflamatoria de IL-1. La primera parte de la proteína mantiene la parte funcional de la molécula inactiva, como ocurre en las células vivas normales, y está conectada a un potente inhibidor natural de IL-1. Cuando encuentra enzimas inflamatorias, la molécula se escinde y la parte funcional se activa.

Rider, junto con el doctor Eli Lewis y el Profesor Charles Dinarello de la Universidad de Colorado, demostraron sus resultados en un modelo de inflamación local.

Ellos demostraron que los leucocitos, que se infiltran en los sitios inflamatorios, de hecho activan la proteína quimérica, que a su vez reduce la inflamación local. La activación de la proteína correlacionada con la cantidad de estímulos inflamatorios.

“Por tanto surge, un punto que es muy relevante para la práctica clínica. Tras la resolución de la inflamación, la activación de la proteína también se reduce y se evitan efectos secundarios “, explica Rider.

La investigación fue apoyada por el programa Kamin del Ministerio de la Oficina del Jefe Científico de economía de Israel.

Fuente y créditos fotográficos: Universidad Ben Gurion.

 
app 300
 

Te gusta latamisrael.com? Si respondiste “si” Apoyanos tambien en Twitter.
 

Siguenos en Google plus