in

El humo de los cigarrillos también daña nuestra salud mental.

cigarrillo

Créditos de las imagenes: public.

El humo de los cigarrillos también daña nuestra salud mental. Durante décadas, los médicos nos han advertido sobre los riesgos para la salud del tabaquismo.

Sin embargo, las advertencias se centraron en los riesgos físicos que los cigarrillos representan para nuestra salud, como cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas, bajo peso al nacer y presión arterial alta, entre otros.

Ahora, el profesor Hagai Levine de la Universidad Hebrea de Jerusalem ha publicado hallazgos relacionados con los riesgos de salud mental relacionados con el tabaquismo.

En el estudio, publicado en PLOS ONE, participaron colegas de Levine, la profesora Tatjana Gazibara de Belgrado y el estudiante Marija Milic de la Universidad de Pristina.

Juntos, encuestaron a más de 2.000 estudiantes matriculados en universidades serbias con diferentes entornos sociopolíticos y económicos.

Los investigadores descubrieron que los estudiantes que fumaban tenían tasas de depresión clínica que eran entre dos y tres veces más altas que sus compañeros que no fumaban.

Específicamente, en la Universidad de Pristina, el 14% de los fumadores sufrían de depresión en comparación con el 4% de sus compañeros no fumadores, y en la Universidad de Belgrado los números fueron del 19% al 11%, respectivamente.

Además, sin importar sus antecedentes económicos o sociopolíticos, los estudiantes que fumaban también tenían tasas más altas de síntomas depresivos y puntuaciones más bajas de salud mental (como vitalidad y funcionamiento social) que los estudiantes que no fumaban cigarrillos.

“Nuestro estudio se suma al creciente cuerpo de evidencia de que fumar y la depresión están estrechamente relacionados”, compartió Levine.

“Si bien puede ser demasiado temprano para decir que fumar causa depresión, el tabaco parece tener un efecto adverso en nuestra salud mental”.

Consultamos al profesor Levine respecto a la pregunta de porque no podríamos decir que existe una causalidad inversa. O sea, que personas con trastornos mentales o depresión serian mas afines a consumir cigarrillos?

A esto el profesor Levine comento a LatamIsrael que si bien esta causalidad inversa podría tenerse en cuenta, la investigación publicada viene tras otras similares que indicaron que afirmativamente existe evidencia para sostener que el humo de los cigarillos en efecto causa daños al cerebro y es fuente de problemas de cognitivos y emocionales.

Aquí en Israel, el momento de la publicación del estudio coincide con un hito en la guerra del país contra el tabaco.

Hoy, entró en vigencia una enmienda a la Ley de Israel sobre restricciones a la publicidad y comercialización de tabaco y productos para fumar. Exige una prohibición en todo el país de las exhibiciones de productos de tabaco en las tiendas, un aumento en el tamaño de las advertencias de las cajas de cigarrillos del 30% al 65%, y requiere que todos los productos de tabaco y cigarrillos electrónicos se vendan en envases uniformes, sin logotipos o marca.

Si bien estos son pasos importantes, a la luz del nuevo estudio, a Levine también le gustaría ver a los responsables políticos tener en cuenta los efectos sobre la salud mental del tabaquismo.

“Insto a las universidades a abogar por la salud de sus estudiantes mediante la creación de ‘campus libres de humo’ que no solo prohíban fumar en el campus, sino también la publicidad del tabaco”.

Nota: Levine recibió honorarios porconferencias de Pfizer. Pfizer distribuye farmacoterapia para dejar de fumar en Israel.

 

Quieres conocer mas tecnología israelí?

Si respondiste “si” Sumanos también en Twitter.
 

Comments

Dejanos tu comentario:

Loading…

0